Las tiendas de barrio, en peligro de extinción

tiendaschinasNo sólamente las especies de animales se encuentran en peligro de desaparecer en todo el planeta. Hace apenas unos meses, las librerías independientes daban la voz de alarma, más tarde fueron las tiendas de calzado, los últimos, las tiendas de barrio.

 

Las tiendas y comercios de barrio han sido durante muchos años un destino habitual para los clientes que nunca han podido desembolsar una gran cantidad de dinero.
Durante los últimos diez años, han sido los mayores perjudicados por los males de la industria musical, como la piratería, la descarga de álbumes en redes P2P, o el espectacular crecimiento del precio del inmueble, que llevó a muchos a vender sus locales, y a quienes los tenían en alquiler a cerrar. Todo eso sin contar la llegada de inmigrantes que han iniciado sus propios negocios, ofreciendo productos a precios muchísimo menores que los comercios de toda la vida, además de estar disponibles muchos de ellos durante incluso 24 horas al día.

Los últimos supervivientes a la cultura de la compra en los grandes hipermercados, resisten a través de consorcios de tiendas independientes y de grupos de intercambio comercial. Con cientos de minoristas a lo largo de toda Europa, intentan captar así a nuevos clientes jóvenes, para mantener viva la cultura de la compra y debate en las tiendas de toda la vida.

Muchos han tenido que presentar propuestas alternativas, que ningún hipermercado puede ofrecernos. Así, en muchas de estas tiendas, podemos encontrarnos con vinilos de bandas actuales, como REM o Metallica. también los hay que se han dedicado durante largos años a coleccionar objetos, y ahora los venden para coleccionistas. Otros minoristas, sobre todo en las grandes ciudades, han optado por otras propuestas. Así, podemos encontrarnos con tiendas especializadas en discos reggae descatalogados, en jazz de vanguardia, o músicas nuevas de bandas noveles.

Son precisamente este tipo de bandas (las nuevas), las que hasta ahora recorrían kilómetros y kilómetros buscando sello que las publicase, las que se han visto más favorecidas por la explosión en Internet de redes sociales en las que pueden mostrar su música y videos de forma gratuita. Y es que hoy en día, basta con subir un vídeo a Youtube para conseguir incluso, la fama a nivel mundial.

La mayoría de los músicos famosos, sobre todo en los ambientes de música alternativa, todavía reconocen con objeciones que los pequeños comercios estén en peligro de desaparecer. Pero las estadísticas son contundentesse, durante los últimos diez años, la venta de discos en España ha disminuido en total casi un 40%, solamente durante el año pasado, los españoles decidieron ahorrarse 83 millones de euros, optando por descargarse los álbumes a través de internet en lugar de comprar los discos.

Si le parece trágico el panorama de las pequeñas tiendas de música de varios de toda la vida, espere a conocer los datos de las tiendas de alimentación.

Los grandes hipermercados representan en España más del 60% de los negocios dedicados a la venta de productos alimentarios. de ellos, a su vez, son los hipermercados de las compañías francesas, como Carrefour, los que tienen el control de casi el 90% de esta clase de comercios.

Los propietarios de las pequeñas tiendas alimentarias de los pueblos y ciudades, se quejan cada vez más de que los proveedores les venden los productos a un precio mucho mayor que a los supermercados. Esto se debe a que los grandes hipermercados, compran al por mayor y cantidades muchísimo mayores, de esta manera, pueden ofrecer a los clientes productos en un precio mucho menor que los otros. A solucionar este panorama, tampoco han contribuido los diferentes gobiernos en los últimos veinte años, pues todos han colaborado en mayor o menor medida, a liberalizar los suelos donde se han instalado estas grandes superficies, además de permitirles ubicarse en lugares estratégicos para captar un mayor número de clientes con facilidad.

Y es que cada año, los consumidores quieren menos productos en las tiendas de barrio, ni siquiera ha habido un relevo generacional, ya que los jóvenes han preferido comprar en establecimientos alternativos, como las tiendas chinas, que al ser un sector liberalizado, pueden ofrecer productos a mucho menor precio, estar abiertos durante muchas más horas, e incluso ofrecer bebidas alcohólicas a menores de edad. los comerciantes de barrio de toda la vida se quejan también de estos, ya que afirman que ejercen una competencia totalmente desleal, cuando abren incluso en días festivos, y muchos de ellos, cada vez más, durante todos los días del año.

Estas mismas tiendas, son también quienes más perjudican a las tiendas de ropa y calzado. La industria de la moda española, en los últimos años, ha ido perdiendo cada vez más mercado. En el año 2005, la industria textil española perdía 20 puestos de trabajo al día. Por esta razón, son muchos los empresarios que se han visto obligados a des localizar sus fábricas y aventurarse a abrir comercios por todos los países emergentes de Asia. Mango y H&M son dos de las compañías que más producen en China, un 30% la primera y entre el 40% y 50% la segunda. Mientras Zara sólo se abastece del 15% de su producción en el país asiàtico.

Son muchos los que dicen sin embargo, que este proceso ha llegado cuando tenía que llegar. Durante los primeros años tras la entrada en la Unión Europea, España se vio muy favorecida con la llegada de empresas alemanas, francesas, y holandesas, que se deslocalizaron instalándose para rebajar los gastos de producción, ya que en sus países de origen los salarios eran mucho mayores.

Para la mayoría de los expertos se está produciendo un cambio en el mercado, y ya no hay marcha atrás. Consideran beneficiosa la apertura de nuevos establecimientos por la población llegada del extranjero, ya que favorece una mayor oferta de productos a un mejor precio, y por tanto favorece la competencia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...