Las grandes aseguradoras cuentan con pólizas contra el sol y la lluvia

Los seguros paramétricos protegen a las empresas de variaciones inusuales en parámetros como la temperatura media, los días de sol o el volumen de lluvias.

lluvia

Si hablamos de seguros paramétricos es muy probable que más de un lector suponga que deberíamos mejorar nuestra gramática o, como mínimo, estar más atentos a lo que escribimos. Bromas al margen, este tipo de pólizas son las encargadas de cubrir aspectos en los que la mayoría de usuarios no hubiesen reparado nunca pero que para las empresas pueden suponer importantes pérdidas. Nos referimos a variables como los días de sol, las lluvias o las temperaturas que resultan infrecuentes en determinadas épocas del año.

Desde finales del siglo XX, numerosas compañías de seguros cubren la variabilidad climática, un factor que preocupa cada vez a más compañías. ¿A quién le disgustaría unos días primaverales en medio de los gélidos inviernos de Nueva York y el noreste estadounidense? Básicamente, a las firmas eléctricas, a las cadenas de moda, a las compañías de calefacción o técnicos de calderas por citar solo algunos ejemplos. En consecuencia, estos sector se cubren las espaldas con seguros que se activan cuando la temperatura o los días de sol sobrepasan ciertos umbrales.

A diferencia de otras pólizas, que exigen una verificación pericial de los daños, empresas como Allianz o Endurance aseguran una compensación casi inmediata cuando la temperatura media prevista en un momento concreto experimenta una variación inusual. ¿A qué se debe esto? Basta pensar en una compañía eléctrica que en pleno verano observa cómo las temperaturas descienden y los usuarios dejan de utilizar el aire acondicionado, generando un bache económico insospechado. Otro tanto ocurriría si un temporal cortara la señal de televisión en miles de hogares, afectando a los canales privados.

Con todo, no debería pensarse que este tipo de servicios son exclusivos de allende el Atlántico y su habitual preocupación por cualquier matiz que afecte a sus negocios. En España contamos con el Consorcio de Compensación de Seguros que cubre daños producidos, entre otros fenómenos, por inundaciones, nevadas o lluvias torrenciales. Sobre el método de trabajo de las aseguradoras, estas elaboran ya proyecciones meteorológicas a varios años vista. ¿Quién dijo que no se podía controlar el sol?

Vía: Cinco Días.

Foto: Giuliamar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...