Las demandas de las mujeres estarán en el documento final de Río+20

Mujeres de todo tipo: campesinas, indígenas, urbanas, etc. Se reunieron este lunes de Río de Janeiro para manifestarse con motivo de la cumbre de los pueblos, paralela a la cumbre de la ONU sobre desarrollo sostenible Río+20 que congregará en la ciudad brasileña a más de un centenar de jefes de estado y gobierno de todo el mundo.

Las calles de Río han respirado gritos a la igualdad, y justicia, gritos para la comercialización de la naturaleza, de la vida y de los cuerpos de las mujeres y de su presencia en los puestos y centros de poder. Tal y como ha dicho una manifestante: «Tenemos que conseguir justamente una de las grandes luchas que venimos dando al poder ocupar los espacios de decisión. Esos espacios que hoy por hoy están representados por los hombres. Nosotros creemos en la igualdad.»

El documento se aprobará esta semana en la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20 refleja las principales demandas de los grupos de mujeres, asegura la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet. En palabras de Bachelet en una rueda de prensa en el centro de convenciones de Río: «la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en todos los marcos institucionales forman parte del resultado final del documento de varias formas». Una demanda a la igualdad que será firmada por los jefes de estado en la cumbre y que éstos días negocian delegados de 180 países.

Bachelet, quien fue presidenta de chile, continúa defendiendo la igualdad de género y la mayor participación en la toma de decisiones. Para ella, las mujeres reivindican ser incluidas plenamente en la economía; el fin de la violencia y la discriminación; la eliminación de los obstáculos para su acceso a tierras, al crédito y a servicios básicos como agua y energía, y garantizar los derechos a la salud sexual y reproductiva.

«Hace 20 años, en la Cumbre de Río’92, ya se decía que la participación de las mujeres era importante para garantizar un desarrollo sostenible y, pese algunos avances, aún falta aumentar mucho la participación de las mujeres», afirma la expresidenta.

Por otro lado, según Gro Harlem Brundtland, exprimera ministra noruega: «eso no es sustentable. La exclusión no perjudica tan sólo a las mujeres sino a todos. La participación plena no es una opción sino una necesidad para el desarrollo sostenible y para una sociedad más justa».

En su discurso, Bachelet hizo alusión a un estudio de la FAO que demuestra que la igualdad de género en áreas caracterizados por un mayor predominio de lo rural, reduce de 100 a 150 millones el número de personas que pasan continuas hambrunas o mueren causa de ello, en el mundo.

Fuente / La Información

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...