Las curiosas lecciones comerciales de la última gala de los Óscar

Las dos películas involucradas en el histórico error, La La Land y Moonlight, podrían verse perjudicadas comercialmente, sobre todo la primera de ellas.

Oscar, Academy Awards Trophie, Hollywood Blvd, Hollywood, California, USA

Probablemente, había muy pocos españoles presenciando cómo, al filo de las 6 de la mañana del pasado lunes 27 de febrero, la ceremonia de entrega de los Óscar sumaba una de sus más poco edificantes páginas. Un error en la preparación de los sobres donde se contenía el nombre de la mejor película de 2016 propició que durante unos breves instantes la ganadora fuera La La Land. Cuando se resolvió el entuerto, con el triunfo final de Moonlight, llegaron las críticas.

Sin embargo, los expertos que han sido consultados sobre si este lapsus va a afectar a la imagen de los Óscar o de la Academia cinematográfica estadounidense dudan mucho que así sea. Curiosamente, el error dejaría dos grandes perjudicadas, las dos películas que protagonizaron el embarazoso momento muy a su pesar. Por un lado, La La Land será recordada -casi nos atreveríamos a decir que para siempre- por haber visto cómo le retiraban la estatuilla literalmente de las manos. Ello podría afectar a su explotación comercial.

Y es que, aunque el ciclo de la cinta en las salas de cine está cerca de expirar (lleva varios meses en cartelera), los planes de comercialización de productos van mucho más allá y ahora podrían verse condicionados. Tampoco sale muy bien parada Moonlight aunque aquí hay más matices. Los miembros del reparto perdieron la oportunidad de ser anunciados públicamente como vencedores y ello también es un golpe de imagen. Con todo, al tratarse de una película que no era favorita y alzarse finalmente con el premio, podría generar más interés entre el público.

En cambio, la Academia y la fiesta de los Óscar en su conjunto se irían más bien de rositas. El prestigio de estas instituciones o eventos perdurará y, muy posiblemente, apenas se verá dañado cuando se depuren responsabilidades (se apunta a PwC como posible responsable del garrafal fallo con los sobres). Los Óscar seguirán moviendo mucho dinero y lo vivido la semana pasada forma ya parte de su historia.

Vía: Cinco Días.

Foto: © logoboom

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...