La tecnología se va a las nubes

Las empresas se mudarán a la nube, donde alquilarán fincas para almacenar datos, satisfacer sus necesidades de computación y acceder a recursos ilimitados.

Hasta no hace mucho tiempo las unidades de medida de almacenamiento físico en nuestros ordenadores o dispositivos móviles eran elementos de peso a la hora de elegir un artefacto.

Ordenadores con discos rígidos de 1 y 2 terabytes estaban en el tope de gama de una contienda tecnológica que bregaba por ser quien ofrezca mayor almacenamiento de datos en menor espacio físico dentro de los dispositivos.

Y apareció la nube. Los proveedores de hardware se preparan para dejar de dotar de terabytes a los ordenadores, la carrera por el almacenamiento se detuvo y, de hecho, cambió totalmente el paradigma: el almacenamiento físico es obsoleto; el virtual, en la nube no sólo lo reemplaza sino que es ilimitado por el hardware.

IBM ya lanzó su SmartCloud, una plataforma de nube que permite al cliente comprar el acceso a las necesidades de computación, tales como servidores y almacenamiento, el acceso delegado y permisos para los recursos, configurar la seguridad, y obtener ayuda de IBM y de otros usuarios.

El SmartCloud IBM está disponible en dos versiones: La versión Enterprise, disponible ahora, está destinado a organizaciones de TI que deseen ampliar en el desarrollo interno y la capacidad de las pruebas para el diseño de nuevas aplicaciones. La versión Enterprise+, disponible a finales de este año, agrega nuevas características incluyendo la capacidad para gestionar servidores virtuales, almacenamiento, redes y componentes de seguridad. Soportará AIX, así como Linux y Windows.

También Dell invierte mil millones de dólares para construir una red de centros de datos para ofrecer la infraestructura como un servicio de parcelas de datos. Hewlett-Packard tiene su plan para ofrecer servicios en la nube.

Pero las empresas no cambiaron el paradigma porque sí. La realidad vino de los clientes: Nadie quiere construir sus propios centros de datos. Los centros de datos están destinados a ser subcontratado a otra empresa o llevados a la nube porque ocupan espacio, requieren mantenimiento y son problemáticos en cuanto a seguridad se refiere.

En un futuro no muy lejano vamos a subcontratar los centros de datos a cualquiera de los servicios de los gigantes de IBM e integradores como Accenture, las empresas de telecomunicaciones que estamos acostumbrados a tratar con los proveedores de hardware y posicionados para el nuevo orden mundial.

Hoy en día los vendedores de hardware venden servidores pero mañana serán quienes ofrezcan alquileres de fincas o granjas en la nube.

La mayoría de las empresas no quieren trabajo extra y están cansadas ​​de tener que pensar en la infraestructura, por ello el éxito de la nube está garantizado, en tanto y en cuanto:

  • No hay ciclo de actualización del servidor.
  • Usted recibirá su poder de la computación de la nube.
  • Los gigantes del hardware mutarán.

Fuente: Zdnet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...