La situación humanitaria en Siria es «crítica», dice la ONU

El Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU inauguraba ayer su primer periodo de sesiones del año prestando especial atención a Siria, donde la represión de civiles por parte de las autoridades continúan. Laura Dupuy Lasserre, presidente del CDH y embajadora de Uruguay, ha pedido a las autoridades sirias que se permita a las organizaciones de socorro ayudar a los civiles afectados. 

Por su parte, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Sociedad de la Media Luna Roja intentan llegar a un acuerdo con los actores armados para permitir la entrada de asistencia a todas aquellas zonas bloqueadas por las fuerzas de seguridad, con el fin de auxiliar a heridos y retirar cadáveres. Sin embargo, mientras que el sábado se les ofrecían garantías, ayer ya no podían acceder.

Didier Burkhalter, ministro de Asuntos Exteriores de Suiza, condenó la violación de los derechos humanos en Siria, solicitó al Gobierno de Bashar Al Assad que colabore con la comisión de investigación del CDH y pidió que  «se permita que los agentes humanitarios puedan acceder a las poblaciones afectadas y trabajar sin cortapisas para reducir sus sufrimientos».

Dupuy espera que el debate en la CDH «transmita un mensaje fuerte y unánime de la comunidad internacional de condena a la violencia y a la represión por la fuerza de la disidencia y la población civil», al tiempo que recordaba que el inicio del casi un año de violencia armada en  el país se debe a las revueltas que pedían mayor democratización y respeto de los derechos humanos. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...