La SGAE intenta lavar su imagen

Los últimos tiempos han sido convulsos para la Sociedad General de Autores y Editores. Algunos creerán que se lo ha buscado, que medidas como reclamar derechos de autor al disco de una maratón benéfica o a un colegio por representar una obra de teatro de García Lorca solo persiguen fines lucrativos y, además, evidencian cierta falta de escrúpulos. Seguro que los que piensan así son los mismos que luego se descargan series de internet o ponen la radio en el establecimiento público que regentan, haciendo uso comercial de la obra de otro. ¡Menuda desfachatez!

Teddy Bautista en los Premios de la Música 2010 / Foto: Getty Images

A pesar de estar en posesión de la razón, la SGAE se ha visto obligada en sus previsiones para el 2011 a lavar un poco su imagen. Así lo ha informado Eduardo ‘Teddy’ Bautista, presidente del Consejo de Dirección de la entidad, en declaraciones que hoy reflejan varios medios. «Si tenemos que salir a una plaza pública a plantear una reconvención general no habrá ningún inconveniente en hacerlo», ha sentenciado después de asegurar que el organismo que dirije se encuentra en «claro proceso de cambio».

Entre los própositos de Año Nuevo de la SGAE, recogidos en un decálogo, destaca la elaboración de un código de buenas prácticas, la creación de la figura del defensor del cliente y el compromiso de no realizar ninguna acción de carácter penal contra usuarios individuales en la red. «Unicamente se actuará contra estructuras empresariales organizadas y donde el nivel de infracción resulte masivo», ha indicado Teddy.

En ese sentido, no ha dejado pasar la ocasión de referirse a la polémica Ley Sinde, tumbada por la Comisión de Economia. Se ha mostrado convencido de que «una Directiva aparecerá que descreste lo que desarmoniza el espacio común» y ha elogiado la labor de gobiernos anteriores. «Mientras gobernó, el PP abordó la propiedad intelectual con mucho sentido común«. Haciendo referencia a la etapa de Mariano Rajoy como ministro de Cultura, ha asegurado que «lo hizo fantástico y, por eso, la SGAE le concedió su Medalla de Oro».

Seguro, pues, que Bautista está satisfecho con lo que apuntan últimamente las encuestas. Pero, de momento, lo que hay es lo que hay. Una ley parada y una opinión pública preparada para ponerse de uñas ante cualquier iniciativa de la entidad que preside. Igual ya era el momento de calzarse los pies de plomo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...