La revolución que se avecina: Amazon testea los envíos con drones

La Administración Federal de Aviación estadounidense concede los permisos necesarios a Amazon para que inicie las pruebas de sus envíos comerciales con drones.

dron

El concepto de revolución es tan amplio como ambiguo. A grandes rasgos, podemos decir que se da una revolución cuando un acontecimiento o la suma de varios supone un cambio considerable en el funcionamiento de un ámbito de la vida. Revolución neolítica, industrial, tecnológica… Todas ellas tienen en común que trastocaron la forma de entender la economía y las relaciones sociales en sus respectivas épocas. En este momento, Amazon parece decidido a ser el gran abanderado de una nueva revolución, la de la mensajería.

Desde hace algunos años, la compañía dirigida por Jeff Bezos parece decidida a conseguir que los millones de envíos que tramita cada año puedan realizarse a través de drones. Sirviéndose de una tecnología utilizada en ámbitos como la fotografía, los estudios topográficos o las aplicaciones militares, Amazon ha diseñado sus propios robots aéreos para realizar las entregas de sus artículos. Ahora, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos ha concedido a la empresa los permisos necesarios para comenzar su fase de pruebas. ¿Se avecina un cambio histórico en los servicios de mensajería?

Con esta autorización, Amazon podrá realizar sus primeros envíos de prueba, examinando la respuesta de los drones y ajustando su programación de cara a una próxima utilización comercial de los mismos. Aunque se desconoce las zonas en las que la compañía de distribución va a llevar a cabo sus test, cada día cobra más fuerza la posibilidad de ver a uno de estos reconocibles aparatos surcando los cielos de las grandes ciudades norteamericanas. Con el inicio de las pruebas, los plazos se acortan considerablemente.

La decisión de la Administración desestima las alegaciones de todos aquellos que ven en los envíos con drones un riesgo para la aviación comercial y para la seguridad ciudadana en general. El temor a que posibles fallos de los aparatos causaran incidentes de gravedad es el principal argumento de los detractores de esta innovación, al tiempo que ha obligado a las autoridades a fijar ciertos límites. Los drones no podrán rebasar los 160 km/h ni los 120 metros de altura.

Vía: Todostartups.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...