La peculiar austeridad de Artur Mas

El Gobierno de Artur Mas inyecta 900 millones de euros a TV3 mientras la sociedad catalana sufre duros recortes sociales.

artur mas

La victoria de Convergència i Unió (CiU) en las elecciones catalanas de 2010 se interpretó como el punto y final a siete años de polémica gestión por parte del llamado «tripartito» (PSC, ERC, ICV). En honor a la verdad, la andadura de Artur Mas dio inicio con una política reformista que perseguía atajar el déficit público y meter en cintura los excesos presupuestarios de la etapa de Maragall y Montilla. Sin embargo, a medida que avanzaba la legislatura, el Ejecutivo catalán fue haciendo del independentismo su único programa político. El cenit de esta deriva llegó con la Diada de 2012, cuyo éxito animó a Mas a convocar elecciones anticipadas.

El resultado de tan arriesgada apuesta es de sobra conocido. CiU se llevaba un importante revés electoral (pasaba de 62 a 50 diputados) y arrojaba a Cataluña a la incertidumbre. Finalmente, se impuso un pacto inédito (y fuertemente criticado por los propios miembros de CiU) con ERC. Desde entonces, los desafíos de Mas al Gobierno de España han sido constantes, recibiendo una dura indiferencia por parte de Rajoy. Volcada en su quimera soberanista, la Generalitat de Cataluña no ha tardado en entrar en contradicciones de muy difícil explicación para la sociedad catalana. De este modo, mientras los geriátricos y demás centros de servicio público sufren importantes retrasos en los abonos de la Generalitat, la maquinaria propagandística funciona a pleno rendimiento. La televisión oficial de Cataluña, TV3, ha recibido casi 900 millones de euros en tres años. Pese a todo, el ente sigue con pérdidas.

Concretamente, la televisión pública cerraba 2012 con 7,4 millones de euros de déficit. Algo que no resulta en absoluto sorprendente habida cuenta de que TV3 mantiene importantes partidas presupuestarias de dudosa conveniencia. En este sentido, las delegaciones del ente catalán en Palma, Valencia, Bilbao y Madrid cuestan más de 1,3 millones de euros al año. Cataluña, una de las comunidades autónomas que más contribuyen a la deuda española, difícilmente puede permitirse semejante dispendio en las actuales circunstancias. Una rectificación a tiempo serviría para apuntar la recuperación económica.

Fuente: elEconomista.

Foto: Convergència Democràtica de Catalunya

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...