La mayoría de los europeos prefiere el euro

La mayoría de los europeos prefiere seguir formando parte del euro, según un nuevo sondeo. La preferencia crece en los países con más problemas, como España o Italia

La imagen de una Europa sin euro no es santo de devoción de la mayoría de los europeos, según un informe publicado por The Wall Street Journal. El estudio, elaborado por el centro de investigación GfK Investment Barometer, concluye que la mayoría de los habitantes de la eurozona siguen confiados en el que el euro continuará siendo su moneda dentro de una década y se reafirman en que el mantenimiento de la divisa es el camino más correcto. La opinión no es sólo aplicable a los ciudadanos con menos rentas, sino que es extensiva a los habitantes de la eurozona con menos recursos.

El estudio, realizado en 10 países de la eurozona y tres de fuera de la zona euro entre los meses de octubre y noviembre, echa por tierra los miedos e incertidumbres provocados en las últimas semanas a raíz de la crisis del euro y desinfla las especulaciones sobre la posibilidad de volver a la moneda nacional.

la mayoría de los europeos prefiere seguir con el euro

La principal preocupación de los ciudadanos, según el barómetro, es de la aplicación de los recortes en aras de proteger la moneda única, aunque no son escépticos sobre la necesidad de preservarla. La moneda común había sido el mayor logro de integración económica de Europa hasta el advenimiento de la crisis financiera, y es uno de los máximos estandartes no sólo de la unión monetaria, sino también de la unión política.

Según las conclusiones del barómetro, la mayoría de los ciudadanos de la eurozona sigue creyendo que su situación y perspectiva es mucho mejor bajo el paraguas del euro que en una coyuntura de vuelta a la moneda nacional, aunque dicha medida drástica pudiera suponer una mayor flexibilidad a las economías nacionales para hacer frente a la crisis. El principal escoyo que, a opinión de los encuestados, dificulta la integración y la preservación de la moneda única es precisamente la acción de los gobiernos nacionales, incapaces de tomar medidas comunes para el establecimiento de un marco regulador que blinde la moneda única.

El sondeo muestra que aunque la mayoría de los encuestados cree que el euro sobrevivirá a la crisis, el nivel de certidumbre y el apoyo a la moneda única varía considerablemente de país en país. Entre los cuatro países con más problemas durante la crisis de deuda europea  (Portugal, España e Italia) los españoles e italianos fueron los más seguros de que el euro se mantendrá. La mayoría de los griegos y portugueses cree que mantendrán el euro, pero por márgenes menores. En España, por ejemplo, más de las tres cuartas partes de los encuestados respondieron que «sí, absolutamente» o «probablemente sí» cuando se les preguntó si el euro debería continuar siendo su moneda dentro de una década.

Foto: Acdx en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...