La lucha de las farmacéuticas contra las medicinas genéricas

Las farmacéuticas se quejan del camino que está tomando en España la situación respecto a las medicinas que recetan los médicos.

La lucha de las farmaceúticas contra las medicinas comunes

El gobierno no le está poniendo las cosas fáciles a las farmacéuticas, con estadísticas que apuntan a que la situación se está agravando más de lo que se podría haber imaginado. Desde Farmaindustria, la entidad que reúne a las compañías de este sector, se han opuesto fervientemente al gobierno y su planteada posibilidad de apoyar las medicinas de marca blanca por encima de las de marca.

Porque el plan que está sonando por parte del Ministerio de Sanidad apoya a las marcas blancas de forma exagerada llevando a que las farmacéuticas tradicionales se encuentren ante las cuerdas. Si bien hasta ahora había un gran favoritismo por las marcas blancas en los casos en los que los precios de estas eran inferiores a los de las medicinas de marca, con la nueva propuesta la marca blanca se recomendará incluso en el caso de que el precio sea exactamente el mismo.

Para las farmacéuticas reducir los precios ha sido la manera de luchar contra la nueva situación en la que se han llegado a encontrar. Pero si el gobierno toma esta decisión y no les proporciona tampoco ningún apoyo incluso reduciendo los precios, van a encontrarse en serios apuros.

Farmaindustria indica que hay 54 plantas en las que se producen medicamentos de marca en España. Si se llevan a cabo estos planes se pone en riesgo la continuidad de estas plantas de producción y por ende de las personas que trabajan en ellas. Lo que buscan los responsables de la entidad es que se proporcione libertad a los médicos para que puedan recetar lo que crean conveniente en cada uno de los casos. Quieren que haya libertad acerca de los medicamentos que pueden recetar los doctores para que no exista un favoritismo real hacia ninguno de los tipos de producto. En el pasado ya se comprobó cómo para las marcas resultaba muy dañina este tipo de filosofía, dado que entre los años 2012 y 2016 ya estuvo implementada la ley que favorecía al genérico.

En cualquier caso, está por ver cómo terminan las cosas. Las farmacéuticas saben que si existe libertad para que los médicos receten cualquier producto, van a poder cautivar a hospitales y médicos para que siempre receten sus productos. Para el paciente, si los precios están equilibrados, no habrá ningún tipo de consecuencia y todo acabará siendo una batalla entre las fábricas de medicamentos. Pero para ello se tendrán que controlar mucho los precios.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...