La importancia de una buena rotación en el swing

La principal reacción de una persona que en las primeras ocasiones dispone de un palo de golf frente a una pelota es la de imprimir una gran fuerza al golpe para intentar enviar la bola lo más lejos posible de vuestra vista. Con el tiempo, el golfista entenderá que la importancia en un swing de golf no es qué potencia se aplica al golpe, sino cómo rota el cuerpo, elemento fundamental para la potencia adquirida.

El cuerpo humano es una masa de músculos y huesos que goza de poder estirarse hasta límites que pocos podríamos sospechar de vuestro propio cuerpo. Aquellas personas o deportistas que mantienen una buena elongación son muy superiores al momento de articular las extremidades del cuerpo.

Aplicado esto al golf, el resultado es exactamente el mismo.

Cuando adoptamos el stance, el cuerpo se posiciona para iniciar el swing. Cuando un aficionado en ese momento lo primero que hace es ejecutar un golpe con gran fuerza, vosotros tomarán otra decisión: procurar una correcta rotación del cuerpo.

Ello consiste en mantener las plantas de los pies al piso, con las rodillas levemente flexionadas, y rotar la cintura y los pectorales lo que más permita el cuerpo cuando iniciamos el backswing. Al momento de iniciar el swing,  la transferencia del peso deberá hacerse en forma controlada, pareja trasladando el peso sobre la pierna derecha, siempre con la vista hacia la bola.

Al controlar correctamente la parte superior del cuerpo, ir hacia atrás y volver para impactar, naturalmente el resultado será un golpe más potente, más controlado, con mayor precisión y sin desequilibrarnos producto de la fuerza innecesaria.

Vale recordar que el golf es técnica, es precisión, es calidad y nunca fuerza bruta. Cuanto más natural es el swing y más se respeta su mecánica, mejor impacto se logrará con todos los palos de la bolsa. Y el mejor ejemplo es observar detenidamente, en cámara lenta, los swing ejecutados por los profesionales o, en el mejor de los casos, por el mismo Tiger Woods, un ejemplo de swing casi perfecto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...