La huella de Adolfo Suárez en la economía española

El primer presidente del actual periodo democrático se encargó de abrir la economía española al mundo y de emprender las primeras reformas fiscales.

El pasado domingo se apagaba una de las vidas más apasionantes de la historia reciente de España. Adolfo Suárez González, artífice de la Transición junto con Su Majestad el Rey, fallecía tras más de una década gravemente afectado por una enfermedad neurodegenerativa. En empresayeconomia.es queremos sumarnos al recuerdo de tan querido y decisivo personaje analizando sus principales medidas económicas y reconociendo su valor para llevar a cabo reformas nada sencillas. Uno de sus mayores logros en este ámbito fue la apertura de España al mercado mundial.

Tras treinta y seis años de dictadura y el breve paso de Arias Navarro por la Jefatura del Gobierno, la España de 1976 adolecía de un gran atraso en múltiples sectores, incluyendo el económico. Los primeros intentos de liberalización llevados a cabo por los personajes más reformistas del franquismo en los sesenta habían conseguido las mayores cotas de crecimiento del PIB de toda la dictadura. Sin embargo, aspectos como la legislación laboral, la cuestión sindical o la liberalización de sectores estratégicos seguían atascados en la vieja legislación franquista.

Para colmo de males, el paso de Suárez por el Gobierno se vio condicionado por una incipiente inflación, que llegó a sobrepasar por momentos el 25%. Fue entonces cuando impulsó los Pactos de la Moncloa, el mayor acuerdo institucional de la historia de España (fue suscrito por UCD, PSOE, PCE, AP, PSP, PNV y CDC) con el propósito de capear la crisis. A resultas de este pacto se fijaría un tipo de cambio razonable para la peseta, se limitarían los aumentos salariales y se impulsaría una fiscalidad más equitativa.

Paralelamente, durante los cinco años en los que Suárez detentó la presidencia del Gobierno se produjo un generoso respaldo a la economía de libre mercado. En cualquier caso, la necesidad de conseguir el mayor consenso posible motivó que algunas reformas quedaran aparcadas (siendo materializadas por González y Aznar) y los sindicatos emergieron de la Transición con bastante peso social. Sea como sea, Suárez evitó que España se declarara en quiebra y dio los primeros impulsos a la competitividad comercial.

Vía: Expansión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...