La guerra empuja a los sirios al éxodo

Son ya las 200.000 personas que han abandonado la ciudad de Alepo. Gracias a los datos de organizaciones como La Cruz Roja y la Media Luna Roja y a través de la Onu se sabe la situación tan terrible por la que está pasando la ciudad de Alepo en Siria.

Unas 200.000 personas han escapado de la terrible situación que vive la ciudad de Apelo en Siria debido a los ataques que se han originado por los rebeldes del Ejército Libre de Siria (ELS) iniciados hace 10 días.

La ciudad en estos momentos se considera como una localidad fantasma ya que grupos de familias enteras han abandonado su lugar de residencia. “Toda mi familia se ha ido al campo, mis padres son mayores y se marcharon. Yo me he quedado para luchar pero aún no tengo armas”, decía hace unos días Ahmed, un estudiante universitario que ha pedido enrolarse en las filas del ELS.
La marcha de los vecinos contribuye también el cierre de la mayoría de comercios porque el abastecimiento de alimentos es cada vez tarea ardua de conseguir. Los hospitales mejor ni mencionarlos, todos ellos son atestados. La poca inversión económica que hay se ha ido de la ciudad al igual que la esperanza de muchas personas. Momento de guerra, momento de incertidumbre.

Locales de Siria en su marcha de Alepo.

La Onu ha sido la encargada de facilitar las cifras de las personas que han abandonado la ciudad de Alepo, gracias a los datos de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. La subsecretaria general de Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, afirmó ayer que muchos otros están atrapados en los combates y necesitan ayuda urgentemente. “Pido a todas las partes del conflicto que aseguren que los civiles no serán blanco de los ataques”, dijo Amos.

Los civiles se están llevando la peor parte. Los continuos bombardeos sobre Alepo y los disparos de los helicópteros dejaron el domingo siete muertos, 163 en todo el país, según fuentes de la insurgencia. La cruenta lucha en Alepo ha acelerado la huida de refugiados a los países fronterizos. Fuentes oficiales de Turquía, citadas por la agencia Reuters, aseguraron ayer que en las últimas 24 horas alrededor de 600 sirios cruzaron su frontera sur. El número total de refugiados sirios en Turquía es de 43.500 desde que empezó el conflicto. El desplazamiento de los refugiados es a partir de ayer más fácil. Los rebeldes tomaron un puesto de control cerca de Anadan y eliminaron así cualquier amenaza en la carretera que conecta Alepo con la frontera turca.

La batalla aún no ha terminado y los rebeldes tienen todavía que conquistar algunos barrios del norte para empezar a cantar victoria. Son ellos los que llevan la iniciativa. No solo han resistido la artillería de los tanques en Saladino, en el suroeste de Alepo, sino que además han tomado nuevas posiciones y han conseguido unir los extremos de la ciudad. Ahora mismo se vive una guerra de guerrillas urbana en la que francotiradores apostados en los edificios destruidos tratan de eliminar enemigos para permitir el avance de sus tropas.

Foto IHQ

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...