La entrada en escena del iPhone de Apple pronostica una nueva era para los terminales de telefonía móvil

El iPhone de Apple, una revolución que solamente está empezandoY con ella una nueva forma de concebir las aplicaciones para ellos. Si hasta ahora los juegos para teléfonos eran de gráficos simples (con excepciones en 3D) y las aplicaciones de la Web 2.0 algo inasequible, con el iPhone la cosa cambia. Y especialmente con la versión de Safari que Apple ha realizado para este aparato.

Porque pese a ser «chiquito», el Safari del iPhone es «matón», permitiendo el acceso desde el teléfono a aplicaciones en línea como Google Apps, un procesador de textos y hoja de cálculo que en sus funcionalidades básicas poco tienen a envidiar a aplicaciones mayores como Microsoft Office u OpenOffice.

Las empresas, los clientes potenciales de este tipo de aplicaciones online, van a ser las que van a sacar mayor partido de esta revolución que se está fermentando desde los cuarteles de Apple en Cupertino y que, en mayor o menor medida, va a llegar a todos los fabricantes.

LG presentó en el pasado 3GSM el modelo Prada, de estética similar al iPhone, mientras que HTC se ha apresado a sacar su propia versión de terminal equipado con pantalla táctil… eso si, funcionando bajo Windows Mobile (lo cual no llama tanto la atención como el desarrollo de Apple).

El 29 de julio de 2007 va a marcar para el futuro algo más que la puesta a la venta del iPhone. Marcará el paso del teléfono móvil a la oficina móvil en el bolsillo, algo con lo que ejecutivos, trabajadores y tecnoadictos en general han soñado durante años… y me atrevería incluso a decir que durante décadas. Que nuestra empresa esté preparada para ello depende de nosotros. Y en Europa tenemos de tiempo hasta finales de año, que es para cuando está prevista la «premiere» del iPhone en nuestro continente.

Algunos datos del iPhone…

Técnicamente, el teléfono de Apple es Cuatribanda (850, 900, 1800, y 1900 MHz), dispone de conectividad WiFi, Bluetooth 2.0 y EDGE (siendo esta una versión mejorada de la tecnología GPRS), incluye cámara de 2.0 megapíxeles, auriculares estéreo en el distintivo color blanco del iPod, y su batería aguanta hasta 250 horas estimadas en espera y 8 de conversación.

Para su sincronización con una computadora de sobremesa, esta última debe disponer de Mac OS X 10.4.10 o posterior con iTunes 7.3 o superior, o Windows XP Service Pack 2 o Vista también con iTunes 7.3 instalado.

El sistema operativo que lo equipa y permite su funcionamiento es una versión reducida del Mac OS X, un sistema basado en Unix y que es considerado como muy estable y altamente eficiente. Como he dicho anteriormente, incluye el navegador web Safari, con el cual -y según reza la publicidad de la compañía de Cupertino- tenemos acceso a todas las aplicaciones de la Web 2.0 .

Una pantalla muy movida…

Una de las características del iPhone es su pantalla giratoria. No tenemos que tocar ninguna tecla ni realizar ningún gesto sobre su pantalla táctil para girarla y situarla en vertical u horizontal. Tan solo tendremos que mover el teléfono.

Esta magia es posible gracias a unos sensores incluidos en el mismo aparato y que informan al sistema de la posición actual del teléfono. De esta forma, el OS X que funciona en el iPhone pondrá la pantalla en vertical u horizontal según más le convenga. La correcta visualización de vídeos se convierte entonces en un juego de niños para los poseedores de tan fenomenal aparato.

El tipo de pantalla no solamente es táctil, si no que se define como multi-touch (literalmente, multi-toque). Esta capacidad le permite, por ejemplo, reconocer cuando el dedo del usuario no solamente da un toque rápido en la pantalla, si no también cuando desplaza la yema a través de ella, generando en el sistema un evento similar a lo que pasa cuando arrastramos una barra de desplazamiento lateral en una ventana de una computadora de escritorio.

El teclado que se incluye se muestra en pantalla, al igual que los teclados de los sistemas operativos para PDA que funcionan con el puntero del dispositivo, solo que el del iPhone ha sido convenientemente diseñado para que pueda ser cómodamente utilizado con los dedos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...