La ejecutiva de HSBC ve con desconfianza las garantías de gobiernos asiáticos

El jefe ejecutivo de HSBC Asia se pronunció el 5 de diciembre sobre las decisiones de los gobiernos asiáticos. LLamó a los mismos a abandonar tan pronto como sea posible las garantías que ofrecen en los depósitos bancarios, adujo que ascienden a una asistencia inapropiada debido a la fragilidad en el sector bancario y que pueden suponer un riesgo que imponga una costosa carga sobre los contribuyentes.

El jefe ejecutivo de HSBC Asia se pronunció el 5 de diciembre sobre las decisiones de los gobiernos asiáticos. LLamó a los mismos a abandonar tan pronto como sea posible las garantías que ofrecen en los depósitos bancarios, adujo que ascienden a una asistencia inapropiada debido a la fragilidad en el sector bancario y que pueden suponer un riesgo que imponga una costosa carga sobre los contribuyentes.

El máximo responsable de HSBC en Asia aseguró además en una entrevista que su banco ha gozado de un rápido aumento de depósitos de ahorradores que buscan seguridad a lo largo del último año. A partir de ese momento, los gobiernos asiáticos de Taiwán a Hong Kong abruptamente comenzaron a ofrecer plenas garantías de los depósitos en los bancos que estuvieran en su territorio.

Después del traspaso de depósitos de los bancos más débiles a los más potentes, los gobiernos optaron por ofrecer una serie de garantías a los clientes, HSBC regresó entonces a su nivel habitual de acumulación de depósitos, algo que no ha gustado en absoluto a la ejecutiva, que además anuncia que los gobiernos pretenden cubrir ahora el 93 por ciento de los depósitos bancarios en Asia.

HSBC concentra la mayor parte de su actividad comercial en la sede principal en Asia, Hong Kong, donde el banco se fundó en 1865 y donde sigue siendo el dominador del mercado bancario. El jefe ejecutivo hizo un llamamiento a los responsables de los gobiernos asiáticos para que pongan fin a la garantía de depósitos, que en la actualidad se pretende mantener hasta el año 2010.

Preguntado sobre la situación del sector bancario en toda Asia y sobre todo en Hong Kong, explicó que el Gobierno podría haber promovido este tipo de medidas en el caso de que hubiera observado alguna irregularidad o fragilidad en las cuentas de algunos de los bancos más débiles. Sin embargo, afirmó que no hay ninguna señal hasta el momento que indique que esa situación se esté desarrollando.



En los Estados Unidos y en la mayoría de los países de Europa, los gobiernos han cargado una tasa a los bancos por las garantías sobre sus depósitos, calculando la msima no sólo desde el tamaño de los depósitos, sino también a partir de la fortaleza financiera del banco. Bancos con fuertes balances pagan menos tasas por cada millón de euros en los depósitos, de esta manera los gobiernos pretenden incentivar a los bancos para que mantengan abundancia de capital.

Australia fue el primer país de la región en imponer cargos en los depósitos de los bancos, y a continuación muchos gobiernos de Asia imitaron su modelo a partir del otoño sin tratar de evaluar el pago de honorarios, y sin tener en cuenta que los honorarios varían en función de la fortaleza financiera de cada entidad.

Las declaraciones de la Autoridad Monetaria de Hong Kong tras las exigencias de HSBC no se hicieron esperar.

La Autoridad confirmó que el gobierno ha decidido que la medida esté en vigor hasta finales del año 2010, y que a partir de ahí se tomará una decisión en función de las condiciones financieras internacionales, para bien ampliar la medida o bien suprimirla. Sin embargo, la Autoridad también declaró que a partir de 2010 se realizarán determinadas consultas para que las entidades puedan realizar sugerencias y proponer las correspondientes enmiendas a la ley.

Los analistas han coincidido en señalar que las medidas adoptadas por Hong Kong han sido sumamente beneficiosas. Por ejemplo, se ha observado un cambio durante el otoño de movimiento de capital en los hogares ricos en Asia, que han trasladado su dinero a cuentas bancarias sobre todo en Hong Kong y en Singapur para poder aprovechar así las ventajas y garantías financieras que los órganos de gobierno ofrecen.

No son todos los que están cambiando su dinero de cuenta, ni tampoco cambian todo su dinero hacia allí, sin embargo todavía es difícil de cuantificar el alcance de esta iniciativa.

HSBC ha sufrido recientemente un golpe por parte del gobierno de los Estados Unidos, que asistió a Citibank para salvar la entidad, y de esta manera se observaron amplias transferencias de activos de HSBC a Citibank, ya que éstos últimos pudieron comenzar a ofrecer tasas de interés más altas para atraer nuevos depósitos, gracias a la ayuda gubernamental obtenida.

La sede de HSBC se encuentra en la actualidad en Londres. Sin embargo, la entidad todavía no ha solicitado ninguna ayuda financiera ni al gobierno británico ni al norteamericano pese a la agitación en la que se encuentran sometidos los mercados. El banco reconoció pérdidas al comienzo de la crisis y suprimió muchos activos no saludables antes de que sus precios se desplomaran por completo.

Para poder seguir manteniendo una solvencia y garantía a sus clientes, HSBC anunció recientemente que está adquiriendo participaciones mayoritarias en bancos de India e Indonesia, ya que afirman, son un mercado emergente con muchísimas probabilidades de buen futuro y en la actualidad la crisis presenta buenas oportunidades para invertir allí.

El jefe ejecutivo de HSBC en Asia también agregó que el costo de los activos de los bancos en los mercados emergentes como Asia no había caído tanto como en los Estados Unidos, por ejemplo, lo cual significa que siguen siendo relativamente caros. Las cotizaciones de moneda y la volatilidad de los mercados de valores, así como la incertidumbre acerca de las futuras ganancias de las empresas en la economía a nivel mundial que todos auguran irán a menos, hacen difícil que para el próximo año 2009 se establezcan correctamente los precios de activos en la banca y en cualquier otra industria.

En lo que todos los analistas parecen coincidir, es que no creen que habrá más quiebras bancarias, como el colapso a mediados de septiembre que sufrió Lehman Brothers, ya que los gobiernos han dejado claro a través de las acciones de rescate que no permitirán más casos así. Sin embargo, el jefe ejecutivo de HSBC en Asia dijo que pensaba que el mundo financiero seguirá siendo azotado por los principales retos que darán lugar a nuevas fusiones entre entidades y a una intensificación de la regulación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...