La crisis política pakistaní

El Tribunal Supremo de Pakistán acusó al primer ministro, Yusuf Razá Guilani, de desacato por no cumplir una de sus sentencias, y lo instó a declarar el próximo jueves sobre un caso de amnistía para afectados por escándalos de corrupción. Esta orden coincide con una situación de extrema debilidad del Gobierno, que ha convocado al Parlamento para que vote una moción de apoyo a la democracia ante el temor del poder civil a un golpe militar. En el caso de que Guilani sea condenado por desacato, estará seis meses en prisión y será descalificado de ocupar cargos públicos.

Según los canales de televisión, el tribunal advirtió de que el jefe de Gobierno no se ha tomado «en serio» sus órdenes en relación con la ordenanza de reconciliación nacional (NRO). La NRO, que fue declarada inconstitucional por el Supremo, era una amnistía del régimen de Pervez Musharraf (1999-2007) para los políticos acusados de corrupción y otros delitos, que hoy en día se encuentran en altos cargos gubernamentales. La ordenanza facilitó el regreso al país de la ex primera ministra, Benazir Bhutto, asesinada a finales de ese año, y de su viudo, el actual presidente, Asif Alí Zardari. Sin embargo, el Supremo la derogó en 2009 y este mes recordó al Gobierno que la ha desatendido y debe aplicar su sentencia, lo que podría poner en peligro el cargo de muchos políticos en la cúpula del Gabinete y en la oposición que tenían causas abiertas con la Justicia.

La citación judicial se produce en paralelo al llamado escándalo del memogate, que también está en manos del Supremo y que enfrenta al Gobierno y al Ejército por una supuesta petición secreta de ayuda del Ejecutivo a Estados Unidos en caso de un golpe militar. La presunta petición habría tenido lugar tras la muerte de Osama Bin Laden al norte de Islamabad en una operación militar de EEUU. Ante la presión militar y judicial, el Gobierno promovió una moción de apoyo a la democracia que fue votada en el Parlamento y que persigue el respaldo al Ejecutivo en un momento de alta tensión con las otras instituciones del Estado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...