La Copa del Rey de los clásicos

No ha pasado ni un mes desde el último Real Madrid – FC Barcelona, y de nuevo se ven frente a frente. Esta vez en los cuartos de final de la Copa del Rey y no solo se juegan el paso a semifinales, sino atizar un golpe moral al equipo perdedor

El enésimo clásico entre los que posiblemente sean los dos mejores equipos del mundo, el Real Madrid y El FC Barcelona. Esta vez la competición es la Copa del Rey pero no en la final, como la temporada pasada, sino en cuartos de final a doble partido. Ambos equipos han pasado dificultades en sus respectivos encuentros ligueros del pasado fin de semana, aunque lograron sacar los tres puntos.

Los clásicos entre Real Madrid y FC Barcelona son una colección de estrellas: Di Maria, Busquets, Piqué o Cristiano entre otros

Un Real Madrid que tiene algunas bajas que pueden condicionarle el sistema de juego ante la que es su bestia negra. Una de las posibilidades implicaría que Pepe regresara al centro del campo para formar parte de un trivote de presión alta junto a Xabi Alonso y Fabio Coentrao. Esta opción daría pistas sobre lo que el técnico José Mourinho espera del encuentro: destruir el juego de combinación del centro del campo azulgrana y lanzar transiciones muy rápidas y directas de defensa a ataque.

Pero como indicaba se trata solo de una opción, la otra es mantener a Lass junto a Xabi Alonso e incluso añadirle otro futbolista al centro del campo. En realidad, hay tantas cábalas posibles que lo mejor es esperar a que se pueda comprobar en el terreno de juego cual es la idea que tiene Mourinho para dicho encuentro. Si algo ha demostrado el técnico luso es saber jugar muy bien las eliminatorias a doble partido, aunque no es menos cierto que ante el FC Barcelona ha perdido en varias ocasiones.

Por parte del FC Barcelona, se debe aceptar que sus futbolistas, quizás acostumbrados a ganar, bajan su rendimiento en encuentros no decisivos como ha sucedido varias veces a lo largo de esta temporada, sobre todo fuera del Camp Nou. Pero cuando se trata de un encuentro clave, sus futbolistas se transforman y sacan a relucir una competitividad sin límites que le he permitido ser unos asiduos ganando torneos. Y está claro que este choque es uno de esos partidos decisivos.

Si adivinar un posible once blanco es poco más que una cuestión de suerte, hacerlo del once blaugrana es una quimera. El sistema táctico de Pep Guardiola muta a lo largo de 90 minutos y la defensa pasa de ser de 3 miembros a 4 en unos segundos, y el centro del campo sucede lo mismo acumulándose futbolistas y dejando la zona de ataque sin referencia. Sin duda alguna, para cualquier aficionado al buen fútbol este miércoles tiene una cita ineludible en el Santiago Bernabéu.

Fotografía: Jan SOLO

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...