La Constitución cumple 34 años

El debate sobre la reforma constitucional ha estado presente durante toda la jornada

Con motivo del 34 cumpleaños de la constitución española, el Senado ha acogido a las altas instituciones del Estado, de la sociedad Civil y a una buena parte de la clase política. Esto ha servido para reavivar el debate sobre una posible reforma de la Constitución de 1978. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido la «plena vigencia» de la actual Constitución, mientras que el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, defendía una reforma para que la sanidad sea un «derecho fundamental». Los únicos partidos que se han ausentado han sido los nacionalistas (CiU, ERC, PNV e Izquierda Unida).

El presidente del Gobierno ha insistido en la vigencia de la Carta Magna y ha afirmado el esfuerzo político y «apoyado por un gran número de españoles» que la hizo posible en un momento de crisis y que, según las declaraciones de Mariano Rajoy a los medios, «nos ha dado una etapa de bienestar y de progreso».

«Si hay que sacar algo positivo de esta constitución es que demostró que las situaciones difíciles y complejas se pueden superar trabajando, con empeño, con determinación y con coraje», concluía el presidente del Gobierno.

El presidente del Gobierno también ha afirmado que «en el año 2014, España va a tener crecimiento económico y va a crear empleo y el año que viene, 2013, va a ser mejor que este 2012 que estamos pasando»

Por otro lado, Rubalcaba ha reconocido que primero hay que cumplir la Constitución pero que luego hay que «adecuarla a los tiempos«, porque según su opinión «no hay mejor manera de defenderla». Por ello, ha propuesto incluir un artículo para que la sanidad sea un derecho fundamental igual que la educación y abandone su actual  «principio orientador».

Por otra parte, María Dolores de Cospedal ha señalado que en el caso de una reforma Constitucional, se tendría que revisar la sucesión a la Corona, de manera que el varón no prevalezca sobre la mujer.

El presidente del Senado, Pío García- Escudero, ha reconocido que la España de 1978 es muy diferente a la actual y que por eso «entiende» el debate sobre la reforma constitucional. A pesar de ello, reconoce que la actual Constitución sigue siendo «eficaz» a los problemas que hoy en día se plantean. Además ha afirmado que la Carta Magna «no es un código petrificado» sino que es «un pacto vivo al servicio de una sociedad viva», por lo que según sus palabras «merece la pena» seguir defendiéndola.

La líder de UPyD, Rosa Díez, ha dejado claro que la libertad, la igualdad y la justicia son derechos «innegociables» que tienen que estar garantizados para todos los ciudadanos en cualquier revisión de la Constitución.

La cita ha reunido a los miembros del Ejecutivo, ocho presidentes autonómicos, el presidente del Consejo General del Poder Judicial, el del Tribunal Supremo, Gonzalo Moliner, el del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, y el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce. Además, a la cita también han acudido, la defensora del pueblo, Soledad Becerril, y dos de los tres padres de la Constitución: José Pedro Pérez-Llorca y Miguel herrero y Rodríguez de Miñón.

Fuente / ElDiario

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...