La amnistía fiscal, camino del fracaso

A pocos día de que termine la amnistía fiscal, los números fallan

Amnistía fiscal

El 30 de octubre termina el plazo

Si es que se veía venir…pensarán algunos desde el Gobierno (aunque está claro que de ninguna de mas las maneras se les va a ocurrir admitirlo, eso sería demasiado para el Estado. Aunque lo cierto es que no hace falta ser muy inteligente para prever que la polémica amnistía fiscal sería un fracaso total.

Para la sociedad de a pie esta extinción de la responsabilidad penal a aquellos ciudadanos o que habían eludido pagar sus impuestos en los últimos años (cobrándoles, si decidían declararlos ahora solamente un 10% por ello), era una auténtica vergüenza. Además, según muchos de ellos, incentivaba al fraude. Para el Gobierno, sediento de dinero fresco, era una medida genial para recaudar algo de dinero en un momento en el que escasea en demasía.

Sea como fuera, el tiro les ha salid por la culata. Y es que como han informado técnicos del Ministerio de Hacienda, con la amnistía fiscal se han ingresado, hasta el pasado mes de octubre, 149,6 millones de euros. Si, una cantidad de dinero que para nosotros la querríamos, pero esta cifra es únicamente el 6% de la cantidad total prevista por el Gobierno, quien estimaba que recaudaría, en total, 2.500 millones de euros.

Pero, desafortunadamente, esto es imposible, ya que esta extinción- casi completa- a los defraudadores, termina el 30 de noviembre; por lo que, o todos aquellos que escondían su dinero tienen la amabilidad de declararlo, o este pacto con el diablo, como muchos sabían que pasaría, no ha sido más que otro error garrafal del Estado.

Pasado este periodo de perdón momentáneo, a partir del próximo viernes entrará en vigor la ley antifraude, que endurecerá encarecidamente las sanciones de tener activos en el extranjero. Es por ello que, aunque muchos no se decidan a delatarse, los despachos y asesorías fiscales se encuentran estos día con la agenda llena atendiendo consultas de cientos de personas que se debaten entre el «bien» y el «mal».

Desde Gestha, el sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, son claros al afirmar que esta amnistía ha tenido «un efecto negativo en otros ingresos tributarios», contrariamente a lo que aseguran desde Hacienda. Asimismo, indican que «ha provocado una disminución del 20% en la recaudación inducida, que engloba aquellas declaraciones voluntarias presentadas fuera de plazo para evitar sanciones».

Además, desde Gestha aseguran que que esta amnistía, con un peaje muy inferior al habitual (que puede llegar al 56%), «no sirve para reducir el fraude fiscal», y mucho menos en lo que respecta a las grandes fortunas y a las grandes empresas, «que son responsables del 71,7% de la evasión tributaria total». 

En resumen, otra medida más absurda, aunque para todos aquellos que estén pensando en acogerse a ella, recordar que el Gobierno ha insistido en que se trata de la última que se lleva a cabo y de, a partir de ahora, mano dura.

Foto: 68751915@N05

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...