La ALBA da un paso al frente

La ALBA, o Alianza Bolivariana para los pueblos de América, han cerrado hoy su undécima cumbre con nuevos acuerdos que servirán para consolidar sus propias estructuras e incluso para integrar nuevos miembros a esta alianza regional impulsada y creada por iniciativa de Fidel Castro y Hugo Chávez en 2004. Así pues, los respectivos gobiernos de los ocho países que actualmente la integran estrecharon durante todo el fin de semana su alianza política y económica e iniciaron el proceso que conducirá a la integración de Surinam y Santa Lucía como miembros de pleno derecho del tratado.

Durante los dos días de reuniones que se han celebrado en Caracas, sus ocho miembros actuales; Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Dominica y San Vicente y Granadinas han acordado reforzar la estructura del bloque ‘mediante la creación de una comisión de política económica’ y de ‘una secretaría ejecutiva’ según ha declarado el presidente venezolano, Hugo Chávez, anfitrión del evento. Dicha secretaría quedaría efectivamente en la capital venezolana y estaría en efecto controlada por el gobierno de Chávez, quien asume de esta manera el liderazgo oficial del ALBA, aunque ya hace tiempo que lo viene ostentando de manera extraoficial. El resto de países designaría sus representantes a la secretaría ejecutiva y los enviaría a Caracas.

Por otra parte, el papel de Cuba sería reconocido como segundo puntal de la alianza asignándole la responsabilidad de designar al coordinador de políticas sociales de la también recién creada ‘comisión político-social’, que estaría emplazada en el país caribeño. El máximo mandatario cubano, Raúl Castro ha mostrado su satisfacción por los acuerdos alcanzados y en su discurso ante la cumbre ha afirmado que se iba ‘lleno de optimismo’. También han estado presentes en la cumbre el presidente boliviano, Evo Morales; el nicaragüense, Daniel Ortega y el surinamés Desi Bouterse, entre otros líderes caribeños.

Finalmente, en la cumbre se ha hablado sobre la posibilidad de crear un espacio económico común en el seno del ALBA, que desde 2008 cuenta con una moneda de cuenta propia, el SUCRE, una unidad contable con el mismo valor que el dólar norteamericano que sólo se usa para transacciones comerciales entre los miembros del tratado. Asimismo, la alianza ha ultimado medidas de ayuda y apoyo económico a Haití, miembro en calidad de observador, y han logrado una declaración de apoyo institucional a Siria, estado que también goza de esta misma condición.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...