Jugar golf en días de lluvia (II)

Ya hemos detallado las principales recomendaciones para salir a un campo de golf a desarrollar un buen juego aún en condiciones climáticas adversas. Pero puede ocurrir que las temperaturas son muy elevadas o bien, muy bajas, o las precipitaciones son muy frecuentes e intensas. Para ello, habrá que tomar más recaudos siempre con el mismo objetivo: mantenerse seco la mayor cantidad de tiempo posible.

Por ello, siempre ante la duda es recomendable ingresar al Servicio del Clima y consultar cómo se desarrollará el transcurso del día. Esa información os permitirá elegir la indumentaria adecuada.

Por ejemplo, utilizar un calzado (mejor si es de golf) que no se humedezca. Hay que recordar que por lo menos, en 18 hoyos, un aficionado demora hasta 4 horas de caminata, por lo cual el caminar deber ser el ideal. Con la medias ocurre lo mismo, e incluso es bueno contar con dos pares por si la primera se humedece.

En caso de utilizar indumentaria impermeable, siempre hay que “probarla” con anterioridad, es decir, realizar swings con la ropa puesta para chequear la comodidad en el golpe. En cuanto a los hierros, si es posible se puede retirar el barro acumulado en las grietas de la cara del palo pues afecta la calidad del disparo. Con la bola de golf ocurre lo mismo, pues en el green debe correr limpia y sin impedimento alguno.

Algunos golfistas utilizan ropa térmica para la lluvia, aunque ella sea para las temperaturas muy bajas. Lo esencial es, entonces, mantener seco los pies, las manos y el cuerpo si el frío es agudo. En verano, por ejemplo, lo importante es no humedecer los pies y las manos. El resto del cuerpo, no interesa.

Si las ráfagas de viento cruzan la calle, pues entonces utilicemos un palo más para ganar fuerza y distancia al viento que hará todo lo posible para desviar la bola del objetivo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...