Israel y Hamás pactan un alto el fuego indefinido

Tras 51 días de bombardeos, Israel y Hamás han aceptado ponerle fin al conflicto de manera permanente pero indefinida; y, dentro de un mes, se espera que reanuden las negociaciones para convertir la situación en definitiva.

Niños Gaza

Gracias a la mediación de Egipto, se ha pactado en El Cairo un alto el fuego, aceptado por Israel y el Movimiento de Resistencia Islámico (Hamás), y que está en vigor desde las 19:00 horas local del martes. El acuerdo recoge el cese del fuego en Gaza de manera ampliada e indefinida, así como la apertura de las fronteras para permitir el acceso de suministros y material de construcción. Igualmente, quedan dudas y asuntos por resolver, que se tratarán de esclarecer en nuevas conversaciones dentro de un mes.

Por ejemplo, queda pendiente confirmar si Israel se ha comprometido realmente a frenar los ataques contra responsables de Hamás y otras milicias. Y, falta también por resolver, el asunto nuclear y la ocupación israelí. Sin embargo, las negociaciones se reanudarán siempre y cuando se mantenga la tregua y no haya más lanzamientos de cohetes, como ha advertido Israel. Pero, ante la noticia del cese del conflicto a largo plazo, los habitantes de Gaza, incluso de Cisjordania, no han podido evitar salir a las calles a celebrarlo; ondeando banderas y alzando las manos con el símbolo de la victoria.

Ante ello, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, se ha pronunciado felicitando el avance entre ambas facciones, esperando que se trate del primer paso para alcanzar la «paz duradera». Como señala, después de 51 días de ofensiva, resulta necesario que los dos territorios tengan una «respiro», retomen sus vidas, reciban ayuda humanitaria, y comiencen la reconstrucción. Después de todo esto, concluye que, si se violara de nuevo la tregua, sería «una irresponsabilidad absoluta». Por su parte, desde la Unión Europea, también se apoya el alto al fuego y se promete ayudar a mantenerlo.

Un cese alcanzado justo poco después de que murieran otros 10 palestinos y un israelí por los bombardeos entre los dos territorios. Aunque ahora, ya se ha puesto el alto a esta última ofensiva de Israel sobre Gaza, con el fin de atacar a Hamás, en la denominada ‘Operación Margen Protector’. Desde el 8 de julio que comenzó, se ha quedado con el apoyo de solo el 38% de la población de Israel y, hasta ahora, ha dejado 2.141 muertos palestinos y 69, israelíes.

Mientras, el presidente de Palestina, Mahmud Abbas, ha anunciado que ya se está estudiando la creación de un Estado palestino independiente, apoyándose en la comunidad internacional. Pues, hasta hoy, es un Estado observador, por lo que ahora buscan ser miembro de pleno derecho reconocido por la ONU.

Vía: Europa Press – EP Internacional – El País

Foto: Gigi Ibrahim

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...