Hyundai y Uber colaboran para poner en circulación taxis voladores

De la mano de Uber y Hyundai podremos encontrarnos en el futuro con taxis voladores que nos llevarán a donde necesitemos.

Hyundai y Uber colaboran para poner en circulación taxis voladores

Cuando dos grandes empresas colaboran… nos emocionamos. Presenciar el apretón de manos de dos grandes compañías es una sensación fantástica. Y si esa colaboración se lleva a cabo con la intención de producir un salto importante y cualitativo para la sociedad, todavía nos interesamos más. Es el caso de la colaboración que se ha anunciado entre Hyundai y Uber, con la cual ambas compañías visualizan un futuro, esperemos que no muy lejano, en el cual haya taxis voladores.

Hasta hace poco se hablaba de los coches voladores como una tecnología que se está encontrando con muchos problemas. Si bien este tipo de vehículo ya está en construcción y no parece tan complicado de terminar, lo problemático son las leyes y todo lo relacionado con la forma en la que se van a gestionar las carreteras de los cielos.

Pero todo apunta a que ya hay algún tipo de regulación entre manos, dado que a Uber se la ve muy convencida y confiada en la inversión que están realizando. Por ahora la compañía ya está colaborando con todo tipo de entidades experimentadas en el sector de la aviación y también ha empezado a firmar colaboraciones con entidades de alquiler de terrenos, por lo que seguramente tengan un buen plan entre manos.

El proyecto da la sensación que se está gestionando dentro de Uber de una manera colaborativa con la intención no solo de ahorrar la máxima cantidad posible de presupuesto, sino al mismo tiempo de rodearse de nombres que puedan aportar mucho al trabajo que están haciendo. Van a necesitar el apoyo de las empresas de aviaciones, desde Aurora Flight Sciences, que forma parte de Boeing, hasta Bell, Karem Aircraft, Pipistrel Aircraft o Embraer, entre otras con las que ya están trabajando. De estas empresas sacarán conocimientos de aviación y elementos que les permitirán dar forma de manera eficaz a su proyecto de coches voladores. Y de las empresas propietarias de terreno, como Oaktree, Hillwood Properties o Signature, ya os podéis imaginar lo que quieren obtener. Al fin y al cabo, para gestionar aterrizajes, despegues y toda la infraestructura necesaria para los taxis aéreos, van a necesitar un buen apoyo logístico.

Por su lado, el apoyo en Hyundai va a ser fundamental, dado que es la marca automovilística la que se echa a la espalda la fabricación del coche. La entidad ha estado presente en el pasado CES 2020 en el cual se rodeó de seguidores y especialistas con la intención de ver hasta dónde han llegado sus progresos por el momento. Su última creación es el SA-1, un coche volador que tiene capacidad para cuatro asientos y que se comenta que será el vehículo, o al menos una versión posterior, que se utilizará en el servicio de taxis de Uber.

El Quinto Elemento

El acuerdo que Uber ha firmado con Hyundai deja los términos muy claros. En cuanto Hyundai se ocupe de fabricar el vehículo, será Uber la que tome las riendas del servicio de transporte. Se ocupará de garantizar la forma de despegar y de aterrizar, así como de garantizar que todos los viajes de los que disfruten los clientes se realizan con éxito y sin ningún tipo de incidencia. Desde Uber se sienten muy relajados y confiados en que han hecho la elección adecuada contando con Hyundai para este proyecto, dado que es una de las marcas con mayor experiencia en el sector y esperan que aporten toda esa experiencia a este ambicioso plan para llenar los cielos de las ciudades de taxis voladores.

¿Pero cuándo podremos viajar en taxi volador y sentirnos como si estuviéramos en la película El quinto elemento? (donde Bruce Willis encarna a un taxista de coche volador). Los planes de Uber incluyen llevar a cabo demostraciones de la capacidad de vuelo de los vehículos en este mismo año 2020, pero quizá resulte un plan demasiado optimista, dado que nos parece todo un poco acelerado. En cualquier caso, no está previsto que el servicio entre en vigor hasta el año 2023, siendo esa una fecha que sí que nos parece más convincente. Dentro de tres años, si los coches voladores van a ser una realidad, ya debería haber varias propuestas a punto de ponerse en circulación y que así Uber no sea la única al frente de este salto tecnológico.

Por ahora sabemos, como broche de la noticia, que los coches de Hyundai volarán a una velocidad de casi 300 kilómetros por hora, tendrán una autonomía de alrededor 100 kilómetros en cada vuelo y se elevarán un máximo de 610 metros sobre el nivel del mar, aunque posiblemente la media de elevación se establezca alrededor de los 300 metros. Con estos datos y sabiendo que Uber lleva tiempo detrás de una tecnología y una idea que le permitan recuperar la autoridad en el mercado, no podemos sino emocionarnos por lo que nos espera en el futuro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...