Huelga general en Portugal contra la austeridad

Portugal ha salido a la calle para protestar contra las políticas de ajuste y austeridad presupuestaria impuestas desde Europa.

Portugal se sumó a la ola de protestas que ayer barrió el sur de Europa con sonadas manifestaciones a lo largo del país. El principal sindicato luso, la CGTP, consideró la huelga general un rotundo éxito y «una de las mayores» organizadas en Portugal durante el mitin final que cerró la protesta contra las políticas económicas y las medidas de austeridad. El 14-N , bautizado como «el día de luto europeo«, congregó a miles de personas ante las puertas del Parlamento a lo largo de la jornada.

La paralización de la actividad laboral se notó principalmente en el transporte y en los servicios públicos, donde el seguimiento fue mayoritario con el cierre total del metro, escasos autobuses y la cancelación de 200 vuelos por parte de la compañía TAP . Las principales ciudades portuguesas como Oporto, Lisboa, Coimbra y Braga registraron un paro en el transporte entre el 60% y el 100% . También se decretaron servicios mínimos en hospitales y múltiples escuelas e institutos han permanecido cerrados durante todo el día. A pesar del fuerte seguimiento en este sector, la huelga se vivió de manera desigual en todo el país, incluso uno de los centros comerciales de la capital presentó una actividad calificada de «normal».

La huelga general fue convocada por el sindicato mayoritario en Portugal, CGTP, quien no contó con el respaldo de UGT, la segunda mayor fuerza sindical. Arménico Carlos, secretario general del CGTP, ha protestado esta mañana contra las fuertes medidas de seguridad desplegadas por el gobierno portugués que, a su juicio, sirvieron para intimidar a los huelguistas y dieron un «ejemplo de brutalidad». Por su parte, el ministro del Interior, Miguel Macedo, aseguró el martes en el Parlamento que las fuerzas de seguridad utilizarían cámaras de vídeo para vigilar las manifestaciones siempre que fuera necesario.

El líder de CGTP expresó el descontento de la población contra las nuevas medidas de ajuste que están generando mayor miseria entre la clase media. «En los últimos dos años, el poder adquisitivo de los portugueses ha descendido en un 10%. Y va a deteriorarse mucho más, ya que el presupuesto previsto para el año que viene es más restrictivo aún”, sentenciaba Arménico añadiendo que este tipo de políticas «sólo benefician a los intereses de un grupo económico» y rompen la cohesión social. También quiso dejar constancia de su desacuerdo con respecto a la posición de la canciller Angela Merkel: “Nosotros fuimos colonizadores. Afortunadamente, ya no lo somos. Pero ahora estamos siendo colonizados económicamente”. El responsable de Relaciones Internacionales del CGTP, Augusto Praça, se sumó al descontento general y acusó a las “políticas europeas, cuyo rostro representa Merkel» de no ser la solución.

El presidente luso, Pedro Passos Coelho, vivió ayer su tercera huelga general contra el Gobierno conservador en los 16 meses que lleva en el poder. En declaraciones ofrecidas ayer durante la visita del presidente a una fábrica a las afueras de Lisboa, Passos Coelho exaltó el «coraje» de los ciudadanos que ayer acudieron a sus puestos de trabajo y criticó la repetida paralización de los puertos de Portugal. En este mismo discurso, el presidente manifestó su respeto por la convocatoria de huelga general y evitó hacer comentarios sobre el seguimiento de la misma para no entrar en una «guerra de cifras» con los sindicatos.

El Gobierno ha anunciado hoy el aumento de la caída del PIB al 3,4% y del desempleo al 15,8%. El primer ministro no se ha mostrado sorprendido por estos datos, ya que estaban previstos por el Gobierno y ha asegurad que no servirán para alejar a Portugal de su programa de ajustes y austeridad presupuestaria.

Vía / La Vanguardia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...