H&M podría abandonar una de sus tiendas de la Gran Vía

Los rumores indican que es posible que H&M abandone uno de los grandes locales que tiene en el centro de Madrid.

Ropa

No es muy normal que una marca, por muy importante que sea, tenga dos tiendas de gran tamaño situadas en una zona tan cara y tan cotizada como la Gran Vía de Madrid. Pero H&M tiene dos y en realidad se encuentran muy cerca la una de la otra, lo que hace complicado entender su utilidad más allá de una estrategia para imponer su fuerza y renombre en la zona.

No obstante, la situación podría cambiar pronto, dado que parece que el local de H&M que está situado en el número 37 podría cambiar de residente dentro de poco tiempo. Al menos es lo que se deduce de la maniobra que ha comenzado su gestora inmobiliaria, la empresa Axa, que ha contratado a varias consultoras con la intención de que busquen un nuevo inquilino.

Los motivos del interés en este cambio son varios, pero el principal se encuentra en que H&M ha solicitado una rebaja en el precio del alquiler anual, que se establece en 5 millones de euros. La entidad de moda no quiere seguir pagando este precio a la vista de los cambios que ha sufrido el mercado recientemente y en cómo las marcas relacionadas con la ropa han comenzado a reducir sus volúmenes de inversión en expansión física. Y la gestora del alquiler no está interesada en hacer una rebaja, por lo que prefiere buscar un nuevo inquilino para su local.

El local que podría abandonar H&M tiene una larga historia a sus espaldas. Se construyó en el año 1928 de la mano del arquitecto José Miguel de la Quadra-Salcedo, que dio forma a un cine que tenía sabor a clásico y que marcó un antes y un después en formalizar la imagen de la Gran Vía de Madrid. La primera película que se estrenó se tituló El ángel de la calle, de 1928, una obra de Frank Borzage protagonizada por Janet Gaynor y Charles Farrell. Con el tiempo la sala de cine se posicionó como uno de los grandes lugares del centro de Madrid para ver los últimos estrenos, aunque poco a poco quedó anticuada y requirió renovación. Entre 1998 y 2000 se hicieron cambios que ayudarían a que el cine se mantuviera en activo hasta que en 2009 fue convertido en la tienda de ropa H&M.

Los bajos del cine también fueron el lugar donde se encontró la sala de baile Pasapoga, que tuvo distintas fases hasta que también desapareció, en este caso en 2003. Se desconoce cuál será el próximo huésped del local, pero a la vista de la reforma que se ha realizado lo más lógico es que mantenga su actividad de comercio. Si bien el mercado de la moda, como decíamos, está ajustando sus presupuestos, podría haber alguna macro-cadena que opte por utilizar este espacio para tener una presencia de gran nivel en el centro de la capital.

Foto: Free-Photos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...