Guadalajara despide un año más el Fescigu

Tras su décimo aniversario, el festival de cine solidario de Guadalajara celebra su acto de clausura con la alegría del fin de una nueva y exitosa edición pero con miedo al dudoso futuro del Fescigu por la falta de ayudas públicas para su financiación.

El festival de cine solidario, que tiene como escenario Guadalajara, celebró su acto de clausura el pasado sábado. Tras diez años de exitosas ediciones los organizadores, cineastas, público y jurado empiezan a augurar un arduo futuro al Fescigu por los, cada vez más escasos, recursos para la financiación del mismo.

Si bien España quiere posicionar sus festivales cinematográficos dentro del panorama internacional, el festival manchego da un paso más considerándose ya la mayor muestra cinematográfica de temática social del país. Algo que no abunda en el mundo audiovisual. Cumplir diez años es un gran logro para una muestra cinematográfica, lo que ha conseguido que el Fescisgu sea una cita imprescindible en el calendario de todo cineasta.

El gran esfuerzo del director Luis Moreno y de sus organizadores ha hecho que el festival sobreviva dentro del panorama cultural español. Actualmente en ruinas. A día de hoy es ‘Cinefilia‘ , dirigida también por Luis Moreno, la que financia más de la mitad de la muestra. Siendo el Ayuntamiento de Guadalajara el que cede el escenario donde surge la magia del cine, el teatro auditorio Buero Vallejo, a parte de una subvención económica.

Las ayudas destinadas a la cultura son cada vez más pobres y la posibilidad de mantener iniciativas tan enriquecedoras y exitosas como esta es más imprensable. La Administración pública debería potenciar estas iniciativas , como solicitan los organizadores del Fescisgu, para promover valores como la solidaridad y consolidar la España cultural. Ya son muchas las Comunicades Autónomas las que han debido liquidar asociaciones culturales como radios o teatros y han empezado a prescindir de eventos de esta clase por la última reducción al mínimo de los fondos públicos que las mantenían. Se espera que sigan rodando cabezas con estos recortes mientras otras arcas siguen llenas de dinero.

Sin duda el cariño y el mimo con el que tanto jurado, como público, cineastas y organizadores hacen que este fiestival sea posible es la única esperanza para el dudoso futuro de la muestra. Esto convierte cada edición en una última aventura y cada acto de clausura en una gran despedida.

Vía / El digital Castilla la Mancha

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...