Glovo y Deliveroo se encuentran con nuevas inspecciones de trabajo

El problema de los falsos autónomos salpica al día a día de Deliveroo y Glovo, que sufren nuevas inspecciones.

inspecciones de trabajo

Desde que saltara a la palestra la noticia de que Glovo y Deliveroo trabajaban con falsos autónomos, muchas han sido las inspecciones de trabajo a las que se han visto sometidas ambas empresas. En concreto se les acusa de ofrecer empleo a trabajadores por cuenta ajena pero en realidad, los dos grupos controlan la tarea que desarrollan e imponen un horario de trabajo y delimitan las zonas donde tienen que actuar. A esto se le conoce como falso autónomo y es una práctica ilegal en España.

Por este motivo se han empezado a llevar a cabo inspecciones de trabajo en los locales que tiene la compañía británica en Madrid y Valencia, aunque no van a ser las únicas, puesto que ya se han puesto en marcha otras en ciudades como Alicante, Gijón, Zaragoza, Bilbao, Sevilla, La Coruña o Barcelona.

El objetivo de estas nuevas inspecciones de trabajo es acabar con la situación ilegal de este tipo de empleados, teniendo en cuenta que muchos sindicatos ya han interpuesto denuncias para regular estos trabajos. En este sentido el gobierno de España ya se ha puesto manos a la obra para acabar con esta situación en ambas compañías y aunque por el momento no ha hecho declaraciones según algunas fuentes el gobierno estará dispuesto a llegar hasta el final del asunto analizando todos los casos uno por uno.

Lo que se está haciendo es pedir a todos los trabajadores que se encuentran en régimen de autónomo en estas compañías, los contratos que han firmado ambas partes, así como todas las facturas que se han ido emitiendo. También se ha pedido a estas personas que demuestren todas las tareas laborales que han llevado a cabo como autónomos desde el año 2015. Además, antes de hablar con el inspector correspondiente a todos estos empleados se les envía un formulario que deben presentar relleno el día de la entrevista en cuestión. En el caso de que los trabajadores no cumplan todos estos pasos podrían ser multados con la cantidad de 6.250 euros.

Por el momento, las dos compañías afectadas han sido Glovo y Deliveroo, aunque no se descarta que estas inspecciones se extiendan a otros grupos como es el caso de Stuart y Uber Eats, puesto que también se han registrado quejas similares. Ante esta situación Glovo no ha querido dar declaraciones, sin embargo, Deliveroo tiene claro que va a recurrir la decisión tomada por la justicia española.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...