Gas de esquisto: ¿hay que suspender los proyectos de Repsol?

“Demuestren que no llegará a los EE.UU.” es lo que viene a pedir al Ministro de Ecología Industrial preparado para explorar el potencial de perforación de gas y esquistos bituminosos en Francia. Los intereses económicos son considerables, pero también los riesgos ambientales. Y los industriales también, su método de extracción es un secreto.

En 2009, los Estados Unidos adelantaron a Rusia en la producción de gas natural. ¿Por qué? Debido a nuevos tipos de depósitos que se han puesto en marcha: el gas de esquisto. El subsuelo de la Unión Europea sin duda cuenta con una gran cantidad, gran parte está en Francia y España. En España abunda en Asturias, León, en algunos puntos del Sistema Central y Pirineos, y sobre todo en Extremadura y Sierra Morena.

En Francia, los permisos para la perforación exploratoria fueron concedidos por el gobierno sobre para investigación industrial en la región de Ile-de-France. En España, Repsol realizará este año una nueva campaña para buscar gas a unos 20 kilómetros del litoral de Urdaibai.

Sin embargo, en Francia todo se ha parado, el hecho de que el ejemplo sea Estados Unidos no tranquiliza en absoluto a los residentes de estas perforaciones futuras… En España los dos pozos que se pretenden excavar recibirán los nombres de Fulmar-1 y Pelícano. El primero se ubica 16 kilómetros al norte de la costa de Elantxobe, a unos 10.000 metros de distancia de la plataforma Gaviota. El segundo se adentra 22 kilómetros en el mar, sobre la vertical de la ría de Urdaibai. Ambos sondeos se llevarán a cabo dentro de los límites de una vasta extensión de superficie marina (31.000 hectáreas) que el Ministerio de Industria adjudicó a finales de 2008 para realizar exploraciones petrolíferas. El permiso fue concedido a Repsol, que cuenta con el 69% de los derechos, y a la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi (Shesa), entidad pública perteneciente al Ente Vasco de la Energía, que dispone del 31% de la concesión.

¿Cuál es, entonces, el motivo por el que estos productos geológicos han permanecido sin sin explotar hasta la fecha? Se trata de fuentes de petróleo, gas o hidrocarburos, que están atrapados en la pizarra, en rocas de arcilla dispuestas en hojas. No hay “bolsas”, es decir, áreas con altas concentraciones de hidrocarburos atrapadas por una capa impermeable, sino pequeñas partes de baja densidad (5 a 10%) en la roca que de alguna manera está impregnada.

Las explotaciones de gas de esquisto en los Estados Unidos están localizadas en el área manchada en rosa. Las cuencas sedimentarias se muestran en color rosa pálido. © US Energy Information Administration

Estos recursos han sido generalmente olvidados, ya que son más difíciles y por lo tanto más costosos de extraer. Estos depósitos son profundas – entre 1.500 y 3.000 metros. La zona debe ser perforado verticalmente a la pizarra impregnada y luego horizontalmente. Entonces, ya que la desde la superficie se inyecta a presión una mezcla de agua, arena y productos químicos (detergentes, lubricantes …) el mineral se fractura (o se forman grietas) que generan una especie de red de huevos por los que el gas o el aceite pueden circular, lo que permite el bombeo.

Con el aumento del precio del gas o del petróleo, estas operaciones son rentables y los Estados Unidos comenzaron a gran escala en 2005. Los depósitos de este tipo serían muchas. Según Roland Vially, un geólogo de la IFP Nuevas Energías: “las reservas mundiales de este tipo son cuatro veces mayores que los recursos de gas convencional“. Por otra parte, algunos argumentan que la explotación de estos depósitos generan menos gases de efecto invernadero que las fuentes convencionales.

La cuestión del riesgo ambiental surge principalmente en la posible contaminación de las aguas subterráneas después de la prospección hidroeléctrica cerca de grietas. Estos depósitos son siempre mucho más profundos que el acuífero, pero gran parte de los aditivos químicos inyectados en la roca se pierden y caen al subsuelo. No hace falta explicar que estos detergentes son malos para su salud y el medio ambiente y el problema se agrava por la amplia facultad de apreciación de los fabricantes en sus composiciones. Hablamos de elementos como benceno y metanol.

En Estados Unidos se han producido ya varios casos recientes de contaminación de las aguas (ver enlaces al final del artículo) que han generado descontento en la población y la EPA (Environmental Protection Agency) ordenó una investigación en marzo de 2010 y acaba de confiar los resultados a un comité científico independiente.

Una presentación esquemática de los yacimientos de hidrocarburos. gas de esquisto (pizarra gas rico) es complicada. Los campos tradicionales (gas convencional) hace tiempo que han migrado hacia arriba y son retenidos por una capa impermeable (sello). En el medio, puede haber concentraciones locales en las arenas densas (gas de arena muy reducidos). La figura también muestra el CBM (metano). © US Energy Information Administration

La prospección de gas de esquisto se han suspendido en el sur de Francia hasta el 31 de mayo, tras una misión de evaluación del posible impacto ambiental. En espera de conclusiones definitivas, la perforación horizontal (es decir, mediante la creación de grietas) estarían prohibidas. Para permitir que nuevos estudios, el Ministro francés declaró que le pidió a los fabricantes que “demostraran que pueden hacerlo de otra manera diferente a como lo están haciendo los Estados Unidos“. En España, Repsol sigue adelante y empiezan a proliferar empresas que ofrecen técnicas de perforación horizontal.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...