Formación Profesional, una alternativa con futuro

Los estudiantes de Formación Profesional destacan sobre todo el enfoque práctico de estos estudios, más encaminados a la incursión en el ámbito laboral que los universitarios. Sin embargo, durante mucho tiempo han estado a la sombra de otras titulaciones superiores. Por raro que parezca, aún hay quien tiene la mentalidad de que la única vía al mundo profesional es la universidad y de que la única vía a la universidad es el bachillerato. No obstante, cada vez son más los estudiantes que optan por los Ciclos Formativos como una apuesta de futuro. A todos ellos y a los que aún duden les dirigimos este artículo en el que detallamos en qué consiste esta formación, qué oportunidades ofrece y desmentimos algunos mitos. Una vez explicado, la elección queda en manos de cada uno.

Estudiantes de FP

¿Que son los Ciclos Formativos o FP?

Según explican en la web TodoFP, muy recomendable y elaborada recientemente por el Ministerio de Educación, es una enseñanza «cuyo valor añadido es la formación práctica adecuada al desempeño cualificado de las distintas profesiones». De este modo, incluye «la formación profesional inicial» pero también «las acciones de inserción y reinserción laboral de los trabajadores y las orientadas a la formación continua en las empresas». En líneas generales, pues, podríamos concluir que es una formación que se ciñe a nuestros deseos vocacionales, centrándose en prepararnos para desenvolver aquella ocupación que llevaremos a cabo en el futuro.

La FP se divide en dos tipos de ciclos según el grado de dificultad, especialización y requisitos de acceso. Son los siguientes:

– Ciclos Formativos de Grado Medio. Requieren del título de Educación Secundaria o BUP para poder cursarse, aunque quienes no lo posean y sean mayores de 17 años pueden acceder mediante una prueba de acceso. Tener más de un año de experiencia en el ámbito del ciclo en cuestión o acreditar un Certificado de Profesionalidad relacionado eximen de llevar a cabo algunas partes de esta evaluación.

– Ciclos Formativos de Grado Superior. Requieren como mínimo de un título de bachillerato o de COU. No obstante, una vía muy habitual es el acceso después de cursar un Grado Medio relacionado, lo cual permite una mayor especialización y profundizar en un ámbito profesional. Quienes opten por esta vía deberán realizar un examen que, en algunos centros, se prepara mediante un ‘curso- puente’. Deberán examinarse de la parte común, que incluye lengua castellana y literatura, matemáticas, lengua extranjera y, si de da el caso, la lengua cooficial de la comunidad autónoma. Quedarán exentos, en cambio, de realizar la prueba específica sobre conocimientos en el campo profesional del ciclo que desean cursar. Cualquier ciudadano de 19 años o mayor puede cursar estos estudios realizando el examen completo.

¿Qué oportunidades ofrecen los Ciclos Formativos?

Los cerca de 150 Ciclos Formativos que se pueden cursar en España se dividen en 26 familias profesionales. Actividades Físicas y Deportivas, Artes y Artesanías o Instalación y Mantenimiento son solo algunas de ellas. Entre los valores añadidos de esta formación en relación a otras encontramos la combinación de contenidos teóricos y prácticos, enseñando a ‘hacer cosas’ sin quedarse en el plano meramente teórico. Esta es una de las que más atrae a sus estudiantes, sobre todo a aquellos procedentes de la educación básica. Pero además ofrece muchas más ventajas: fomenta la formación a lo largo de la vida y la igualdad de oportunidades entre sexos. Se ajusta como un guante a las necesidades e intereses personales, puesto que son muy concretos, y enseñan a aprender por uno mismo y a trabajar en equipo. También afianzan el espíritu emprendedor para el desempeño de actividades e iniciativas empresariales. Dicho de otro modo, es una buena escuela de autónomos. A todo ello se le suma su carácter modular, que permite cursar estudios de Formación Profesional completos o de forma parcial según las necesidades de cada persona.

Además de todo ello, la FP permite especializarse en oficios y doctrinas que no disponen de equivalente en otro tipo de estudios superiores. Son un buen ejemplo de ello muchos oficios tradicionales, como la alfarería, la jardinería y la pesca.

Una de las grandes oportunidades de la Formación Profesional va dirigida especialmente a quienes jamás han cursado estos estudios. Todas aquellas personas que hayan adquirido conocimientos desarrollando una actividad profesional pero jamás hayan obtenido una titulación pueden acreditar sus competencias, con el único requisito de un complemento de formación.

Ofrecen una formación más práctica y menos teórica

Algunos mitos y leyendas a desmentir

«A más estudios, más oportunidades laborales». Si bien esta afirmación es cierta, es tendencioso utilizarla para encaminar a una persona hacia la formación universitaria. Actualmente, y según el Ministerio de Educación, «el número de contratos realizados a los Titulados de Grado Medio y Superior de FP superan a los contratos de los que han finalizado estudios universitarios». De este modo, «en 2007, el 71% de los titulados en FP encontraban trabajo en los seis meses posteriores a finalizar sus estudios. En 2008 el 41% tenía trabajo en menos de un mes. En 2009 las tasas de empleo se acercan al 100%». Este éxito se explica por la tendencia de adaptar la oferta de FP a las demandas de los sectores con mayor auge de la economía, adecuándose así a las necesidades de cada sector.

«El bachillerato es la vía de acceso a la universidad». No es cierto. Es una vía, pero hay más, y la FP es una de ellas. La titulación de Grado Superior también permite acceder, según las reformas más recientes, mediante un examen. Algunos podrán ver este camino, más largo que el ‘tradicional’, como un retraso. No obstante, en realidad puede ser muy ventajoso para todos aquellos que no tengan muy clara su vocación o tengan una nota de selectividad insuficiente para la carrera que desean. El camino largo permite también madurar y descubrir por uno mismo lo que realmente se desea antes de emprender unos estudios superiores tan serios e intensos como los universitarios.

«En FP no hay movilidad ni intercambios con el extranjero». Tampoco es cierto, y precisamente esta idea es una de las que las instituciones más están luchando por combatir. Los estudiantes de grado superior pueden solicitar una beca Erasmus de igual modo que lo pueden hacer los universitarios. Los de grado medio, por su parte, tienen a su disposición las becas Leonardo Da Vinci. También hay varios programas para realizar prácticas, proyectos y voluntariado en el extranjero, ya sea dentro o fuera del continente europeo.

Fotos: IMH Elgoibar. Instituto Maquina Herramienta. Makin y Jorge Franganillo en Flickr y Wikimedia Commons.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...