Fitch y S&P rebajan la nota de Ferrovial pese a las ganancias

Fitch y S&P rebajan la nota de Ferrovial pese a las ganancias cosechadas.

De nada sirve cosechar ganancias. Al menos a ojos de las agencias de calificación. La semana pasada Ferrovial anunciaba unos resultados de más de 312 millones de euros, un dato que contrastaba con las pérdidas de 164 millones del mismo período del año anterior. Sin embargo, los analistas de Fitch y Standard and Poor’s alertan de potenciales peligros y bajan la nota de la empresa al un escalón del ‘bono basura’, según informa el diario Expansión.

¿Las razones? No son otras que alertar de la realización de nuevas adquisiciones, así como la exposición al sector de la construcción o el deterioro de la economía española, un futurible que, en opinión de las agencias de calificación, podría agravar los problemas a la hora de recibir pagos de las administraciones españolas, aunque ninguna de las entidades especifica cuánto ni cómo.

Sede de Ferrovial en Madrid

A ojos de Standard & Poor’s, el problema radica en el endeudamiento de la entidad. La agencia alerta que podría bajar la calificación si la deuda del grupo supera el ratio de tres veces sus ingresos. Aunque la entidad señala que Ferrovial mantendrá previsiblemente su perfil de riesgo, mira con lupa las posibles adquisiciones de la empresa, que podrían dinamitar el saneamiento de sus cuentas de resultados. Por su parte, Fitch hacia lo propio, situando la nota de Ferrovial en BBB, aunque puntualiza que su perspectiva es ‘estable’, en referencia a los posibles cambios a corto plazo.

En realidad, la valoración de las agencias enmascara un dato no reflejado en las cuentas de resultados de la compañía: la relación entre la venta de activos y la caída de las ventas. En este sentido, durante el primer semestre del año Ferrovial vendió a su filial de servicios aeroportuarios en tierra y su participación en la autopista M-45 de Madrid, mientras que las ventas de la empresa descendieron en torno al 15 por ciento durante el primer trimestre del año.

La decisión podría responder a las dificultades de la compañía para mantener sus activos más allá de nuestras fronteras. No en vano, Ferrovial ha sido obligada a vender dos de sus seis aeropuertos en el Reino Unido para garantizar la competencia a instancias de las autoridades gubernamentales. La decisión obligará a la empresa de infraestructuras a desprenderse de Stansted y de Glasgow o Edimburgo. Una jarra de agua fría sobre las perspectivas de crecimiento de Ferrovial, que podría ver por tierra las buenas calificaciones cosechadas recientemente en el parqué.

Foto:  Zaqarbal en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...