Fitch baja el ‘rating’ a Bankia

La agencia de calificación Ficht ha bajado la calificación de Bankia a pocos días de la salida a bolsa de la nueva entidad financiera

La agencia de calificación Ficht ha bajado la calificación de Bankia a pocos días de la salida a bolsa de la nueva entidad financiera. En concreto, la agencia ha situado l os ‘rating’ de Banco Financiero y de Ahorros en revisión negativa, según un comunicado de hechos relevante sd ela Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Informa Europa Press.

La decisión de la agencia no vincula únicamente a la nueva entidad financiera, sino que afecta de rebote a Caja Madrid, alma máter de Bankia. En este sentido, Ficht ha situado las actuales calificaciones de deuda senior, deuda subordinada y presentes de Caja Madrid en revisión negativa, excepto la deuda avalada por el Estado, que conserva sus calificaciones actuales.

Fitch baja la calificación de Bankia y Caja Madrid

La decisión de Fitch no es el primer mazazo que recibe la entidad. Standard & Poor’s ya situó las  calificaciones actuales de Bankia y Caja Madrid en A- y A-2, a sólo cuatro escalones del bono basura. Bankia está todavía pendiente de calificación por parte de Moddy’s, por la que Caja Madrid ha obtenido una calificación Baal y P-2.


La noticia de la calificación es un paso más en la odisea que está viviendo Bankia, desde sus primeros pasos en la fusión de Caja Madrid y siete entidades financieras más hasta su consolidación con la salida al parqué en breve. El proceso, largo y complicado, ha tenido que salvar otros escollos, como la reestructuración de la plantilla de Caja Madrid o las necesidades de capitalización de la nueva entidad financiera ante los requisitos fijados por el Banco de España. Un proceso que ha requerido de la venta de participaciones industriales para recaudar fondos y la creación de un ‘banco malo’ para preparar su salida a bolsa. En concreto la unión de las ocho entidades financieras dio lugar al Banco Financiero y de Ahorros (BFA), una entidad dispuesta a servir de holding financiero del grupo. De esta manera, los activos y pasivos pasarían a la filial Altae Banco S.A. que pasaría a llamarse Bankia para cotizar en el parque.

Dichos esfuerzos no han logrado destapar el horizonte y acabar con las dudas sobre la viabilidad del proyecto, más en un momento delicado para la banca, cuando, amén de su proceso de capitalización, se enfrenta a un entorno convulso, capitaneado por la dificultad de colocación de deuda y contaminado por el lastre que la deuda pública están originando en la confianza de los inversores y, de rebote, en las calificaciones de las agencias.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...