Fin de fiesta para el jubileo de Isabel II

Tres meses lleva celebrando su jubileo de diamantes la reina de Inglaterra. La celebración de los actos por su sesenta aniversario en el trono, han congregado a cerca de un millón de súbditos en las calles de Londres durante los últimos días, han reunido a unos 100.000 en el palacio de Buckinham para un concierto y han costado alrededor de 350 millones de euros, según la información recogida por El Mundo del grupo Brand Finance.

Con todas estas cifras se deduce que el jubileo de Isabel II ha sido la macrofiesta más grande jamás organizada en Reino Unido. Por ello comparecía la propia Isabel en un mensaje emitido en televisión, en el que se declaraba “profundamente emocionada” por la respuesta de la convocatoria en la calle. ‘Emoción’ fue la palabra más repetida en su discurso, y no podía ser de otra manera visto el entusiasmo con el que ha celebrado el evento, para el que no se han puesto ningún freno económico.

En su último día de fiesta, Isabel II asistía a una misa en la catedral de San Pablo con la noticia de que su esposo, el príncipe de Edimburgo, había ingresado en el hospital por una infección en la vejiga. Tras la misa y después de recibir a 700 empresarios en su palacio, la reina despedía esta interminable celebración con el discreto mensaje dirigido a los británicos. Con 86 años, Isabel puede presumir de ser la monarca más longeva de cuantas quedan en Europa y posiblemente de la que mayor popularidad disfruta.

La fiesta que se inició en Londres allá por el 8 de marzo concluyó ayer después de una gira por todo Reino Unido, innumerables desfiles, festejos y hasta un concierto con Elton John y Paul Macartney. En la resaca del jubileo, Londres empieza a pensar ya en su siguiente fiesta. En menos de 2 meses tiene que albergar unos Juegos Olímpicos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...