Federico Moccia triunfa también en el cine

Muchos de los fans españoles del escritor italiano Federico Moccia seguro que están esperando que llegue el 11 de febrero para poder acudir raudos a las salas y ver en pantalla grande las tribulaciones de Alex y Niki, esta vez enfrentados a la decisión más importante de sus vidas, el matrimonio. Se trata de la adaptación de Perdona pero quiero casarme contigo (Planeta, 2010), la segunda parte de Perdona si te llamo amor (Planeta, 2009), que ya cuenta con una adaptación cinematográfica realizada en 2008. Ambas películas han sido dirigidas por el propio Moccia ya que, pese a que el gran público le conoce en su faceta de escritor, el italiano cuenta con una trayectoria dilatada como escenógrafo y guionista televisivo.

Perdona si te llamo amor cuenta la historia de una joven y responsable estudiante llamada Niki que conoce a un maduro y recién separado publicista de 37 años, Alex. Este libro, que erigió a Federico Moccia como el estandarte de la literatura romántica actual, se centra en los problemas generacionales a los que tienen que enfrentarse los enamorados, sus dudas respecto a las convenciones sociales y sus anhelos/carencias sentimentales. El tópico del hombre maduro que se enamora de una estudiante no es nuevo. Tampoco el mito reciclado de Romeo y Julieta, del que el autor bebe constantemente. Sin embargo, probablemente sea esta combinación entre la idealización del amor romántico y los problemas tangibles y reales a los que se enfrentan las parejas hoy día, la que le ha valido a Moccia sus tres millones de ejemplares vendidos hasta la fecha. La realidad social del momento tampoco se deja de lado, atribuyendo al universo creado por el escritor un plus de autenticidad y fomentando la identificación colectiva con sus personajes y situaciones.

Fotograma de Perdona si te llamo amor

La cinematografía patria ya cuenta con una exitosa adaptación a expensas de Moccia, dirigida por Fernando González Molina e interpretada por los ídolos adolescentes del momento: María Valverde y Mario Casas. Se trata de su primera publicación, A tres metros sobre el cielo (1997), un manuscrito que, tras ser rechazado por diversas editoriales, se acabaría publicando gracias al tesón del propio autor, que financió 2.000 ejemplares que acabaron por venderse. La historia llegaría a manos del director italiano Luca Lucini en 2004, que la adaptaría para la gran pantalla con un gran éxito de público. De nuevo, se recurre al mito de Romeo y Julieta para contar la historia de un amor imposible en plena modernidad. La chica responsable se enamora de un James Dean a la italiana, violento e insolente. Dos mundos que se enfrentan y dificultan este primer y pasional amor. A diferencia del drama shakesperiano, ninguno de los amantes muere. De haber sido así, Moccia no podría haber escrito la segunda y exitosa parte, Tengo ganas de tí, también publicada en España por la editorial Planeta.

Además de las novelas mencionadas, Federico Moccia ha publicado recientemente El Paseo. En este caso se aleja del tradicional juego de parejas divergentes para centrarse en el encuentro fortuito de un hijo con su padre desaparecido. Sin duda, el escritor del momento para los adolescentes y un gurú en materia de amor novelesco. Con permiso, claro está, de Stephenie Meyer y la saga Crepúsculo. Al ser preguntado por el secreto de su éxito, Moccia responde sencillamente que “a la gente le gusta soñar“.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...