Eurovisión hace a Suecia ganadora con ‘Euphoria’

Eurovisión cierra su 57 edición dejando a Suecia como la ganadora de un certamen musical que ha situando a España en un décimo puesto, con 97 puntos. Una posición que no se lograba desde el 2004 cuando Ramón -con 87 puntos- y su canción ‘Para llenarme de ti’ llegaba a todos los televisores europeos.

Ocho años después, la Gala cumplió con los rituales propios de este histórico concurso musical. Un impresionante escenario situado en el edificio ‘Baku Crystal Hall’, que se construyó a propósito del certamen en tan sólo 7 meses sobre la península de la bahía de la ciudad de Baku -capital de Azerbaijan- y que tiene un aforo de 25.000 espectadores; la participación de 42 países y 26 propuestas musicales que pasaron a la final; y una única ganadora, en este caso, la sueca Loreen con su ‘Euphoria’.

Y euforia es lo que sintieron los asistentes a este festival que dio mucho de si. Hubo espacio para sorpresas, dulces y amargas, aunque en conjunto pudimos escuchar una gran variedad de estilos. Desde grandes baladas como la de nuestra representante Pastora Soler con su brillante actuación ‘Quédate conmigo’ hasta temas muchos más bailables como la de la ganadora o la de Chipre y su ‘La la Love’, dos que partieron como las grandes favoritas.

La gala comenzaba sobre las nueve de la noche y el certamen de Eurovisión se abría paso, un año más, entre fuegos artificiales y vídeos de presentación de la sede del certamen, en esta ocasión, la ciudad de Baku.

Los 6.542.000 espectadores españoles se plantaban frente al televisor a la espera de la salida de Pastora Soler y se quedaban con ella hasta alcanzar casi el 50% de cuota de pantalla, dos millones más de televidentes que el año pasado.

Resulta paradójico que Reino Unido, que abría el ciclo de interpretaciones quedara el penúltimo en las votaciones. Cuentan que la interpretación que hizo el mítico Engelbert Humperdinck -con más 45 años en la música y más 150 millones de discos vendidos- ante los jueces en el pase previo a la gala pudo afectar negativamente a los votos.

Hay que recordar que desde hace unos años, hay un jurado experto al que se le presenta -un día antes de la gala- las propuestas musicales con la misma puesta en escena que posteriormente ven los espectadores europeos. Así, los jueces fijan una nota que supone el 50% del voto que reciben los países, evitando -dicen- los ‘amiguismos’ entre países.

Una nota que debió ser muy baja a causa del nerviosismo de este veterano de la música. Y es que Engelbert en 1967 llegó a superar en ventas -dentro de las listas británicas- a los Beatles. No obstante, lo cierto es que los años no pasan en balde y la magnificencia de los grabes de este gran cantante quedaron deslucidos por los desafines en los agudos. Por momentos parecía que la balada ganaba la batalla a este roquero en el festival, quien finalmente sólo logró 17 puntos quedando penúltimo en la clasificación.

Pero muchos vieron en las votaciones una traducción política de la delicada situación económica por la que atraviesa la eruozona. En twitter se podían leer comentarios del tipo «Grecia no da puntos a Alemania. Que les den! De Alemania solo quieren nuesto dinero» o «Alemania da un punto a Grecia y ninguno a España. Oh Dios!»

La delicada situación financiera de Grecia y España tuvo también su reflejo en las intervenciones de varios comentaristas como la del británico en la BBC quien aseguró que los recortes en el país heleno habían llegado ya hasta a la falda de su representante e ironizó sobre la situación de Bankia durante la actuación de Pastora Soler.

«A la española se la ve muy emocionada, puede ser porque tenga una cuenta en Bankia…»

No obstante, no fue el único que hizo referencia a la mala situación financiera española. Los comentaristas de Bélgica, Italia y Alemania también se acordaron de la situación de nuestros bancos.

«Sobre el escenario la española Pastora Soler con ‘Quédate conmigo’, la canción que los bancos españoles cantan ahora a sus clientes».

Al margen de lo político las tradicionales anécdotas eurovisivas también tuvieron su momento estelar con los ‘Caballeros del Zodiaco’ en representación de Irlanda. De hecho, para los gemelos irlandeses Jedward no era su primera vez. El año pasado ya asombraron a Europa con sus estilismos y, esta vez, optaron por repetir la jugada acompañados de un show de luces y colores con ducha incluida.

Sin embargo, su tema ‘Waterline’ y su vestuario -que parecía sacado de la mítica serie de dibujos animados- no convencieron a la audiencia y pasaron de ocupar la cabeza de lista -del año pasado- a quedar en el 19º puesto.

Aunque para original, la propuesta del turco Can Bonomo que, disfrazado de marinero, realizó con sus bailarines una coreografía inspirada en la náutica. De hecho, los bailarines con sus capas lograron crear el efecto de estar navegando en un barco mientras el turco cantaba ‘Love me back’.

La que debió gustar mucho, pese al estilismo, fue la propuesta albanesa. Demasiado estridente para algunos y con algún que otro asuntillo vocal por resolver no fueron argumentos suficientes para los espectadores europeos que la situaron en quinto lugar. Su apuesta fue arriesgada: moño elaborado con rastas, vestido sacado de la bruja malvada de blancanieves, una sobria presentación y unos agudos sospechosos hacia el final de la canción la alejaron de la pugna con España.

Una de las gratas sorpresas fue la propuesta rumana. El castellano con acento rumano-cubano llegaba al estribillo de la canción ‘Zaleilah’ de la mano de Mandinga. Mientras el público podía escuchar parte de la canción en castellano, lo cómico hacía su entrada triunfal en forma de instrumentos ‘tuneados’ tocados por el resto de componentes del grupo.

Eurovisión hace a Suecia ganadora con Euphoria

La voz imponente de Pastora Soler resonó en el Baku Crystal Hall con fuerza

Y para los que buscan parecidos razonables, también hubo sorpresas. La cantante italiana Nina Zilli, que interpretó el tema ‘L’amore è femmina’, devolvió a la vida a la desaparecida Amy Winehouse. Su estética, claramente influenciada por Amy, con moño gigante incluído, tan sólo acentuó su parecido vocal. Una canción que mezclaba el ‘soul’ y la música rock de los 60 y 70 que nos devolvió por unos instantes a la genio de este estilo.

En el sector masculino también hubieron gratas sorpresas como el de Moldavia, con Pasha Parfeny cantando ‘Lautar’ y quien por momentos nos hacía creer que quien lo estaba haciendo era Edward Norton en una fusión Collin Farrell, aunque no precisamente por su parecido vocal.

Y cómo olvidar a las dulces abuelas rusas. Mucho se esperaba de ellas y así lo hicieron, llegando a quedar en segundo lugar. Un puesto algo cuestionable si tenemos en cuenta el nivel de este año. Decepcionante Chipre cuya cantante, de apenas 18 años, partía como favorita con su ‘La la Love’ y cuya excelente ejecución no pareció ser suficiente ya que, con 65 votos, se quedo en el puesto 16.

Foto de Youtube.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...