Eurovegas, un proyecto ruinoso

Eurovegas aterrizará en España. Todavía no se sabe si en Madrid o Barcelona, pero todo parece indicar que el proyecto echará a andar. Las administraciones de Madrid y Cataluña harán todo lo posible para acoger la ciudad del juego creada por Sheldon Adelson. Para ello se saltarán muchas leyes aprobadas democráticamente. El problema es que al magnate se le ha dado un poder que supera la fuerza del pueblo.

No me frenéis, hoy estoy que me subo por las paredes. En el día de ayer vi las noticias sobre la llegada a Barcelona de la delegación representante de Sheldon Adelson para valorar la posibilidad de colocar el megaproyecto Eurovegas en la comarca del Baix Llobregat y desde entonces llevo reflexionando. La preocupación sobre cómo se comportarán las autoridades políticas es máxima. Para empezar, la Generalitat estudiará la propuesta del magnate norteamericano, debido a la grave situación económica que atraviesa Cataluña y a la gran cantidad de puestos de trabajo que ofrece Adelson. Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, también se ha unido a la puja y apuesta fuerte ofreciendo terrenos en Alcorcón. Ambas administraciones harán todo lo que tengan en su mano para atraer Eurovegas. Hoy la expedición norteamericana se traslada a la capital de España.

Protestas contra Eurovegas

La gravedad del asunto radica en el hecho de que Eurovegas no piensa ceder y ofrece más de 300.000 puestos de trabajo a cambio de que España realice ciertas modificaciones en la legislación. Sheldon Adelson es un depredador y no parará hasta que en sus locales se pueda fumar, sus trabajadores no tengan derechos y pueda saltarse tantos impuestos como sea posible. Se quieren cargar el Estado. Este señor no ha sido elegido y le van a dar un poder más allá de lo democrático. Si es capaz de cambiar la legislación para montar su lavadero de dinero, centro de prostitución y paraíso del juego se va a armar gorda. Su extremo neoliberalismo mezcla muy bien con las ideas de los políticos del Partido Popular y de CiU, pero los españoles debemos dejarle bien claras las cosas.

No se puede venir a un país a aprovecharse de la crisis económica, ofreciendo trabajos con sueldo mínimos, que escapen al derecho laboral, y saltándose todas las normas que rigen nuestra sociedad (Ley de la Seguridad Social, Ley antitabaco, Ley del Menor, entre otras). Si la ley es igual para todos, ¿por qué para este tipejo hay favores fiscales y legales? ¿Acaso es su proyecto una bendición para el país? Ni mucho menos, Eurovegas huele a ruina y a fraude. En primer lugar, en España hay una escasa cultura del juego y la demanda que existe es incapaz de sostener el megaproyecto. Y en segundo lugar, esto tiene toda la pinta de bombazo constructor. Los políticos españoles no aprenden. De esta nos acordaremos, seguro.

Foto: rafaelrobles

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...