Europa se hace añicos

Europa y la idea de la creación de una Unión Europea a dos velocidades se resquebraja tras la nota impuesta por la agencia de calificación Standard & Poor’s al bono francés. Al quitarle la triple A, al igual que a Austria, dos de las potencias que tendrían que abanderar el proyecto de Angela Merkel se han quedado atrás.

Europa se resquebraja. Algunos pensaréis que regreso a lo mismo de siempre, pero las últimas noticias que he leído no dejan lugar a dudas. La crisis de la deuda pública, además de afectar a economías débiles como la española, la italiana o la chipriota, también ha hecho tambalear los cimientos de otras no tan frágiles. He aquí el caso de Francia y Austria. Es decir, Europa sufre tanto por los países que están a la cola, como los que lideran la unión de estados. Y es, precisamente, la desunión y la desconfianza de unos con otros lo que está provocando que la brecha entre los miembros de la Unión Europea sea cada vez mayor.

Sarkozy, golpeado por S&P

La Europa de las dos velocidades propuesta por Alemania se está quedando sin argumentos. En primer lugar, habría que tener en cuenta que dos de los países llamados a formar parte del selecto grupo elegido por Angela Merkel han sido recientemente sacudidos por las agencias de calificación. Francia y Austria se quedaron sin la triple, perdiendo el ritmo de las economías más potentes del continente, esto es, de Alemania, Holanda, Luxemburgo y Finlandia. Y es que Standard & Poor’s, al igual que las otras agencias como Moody’s o Fitch, no tienen reparos en bajar o subir la nota a los diferentes países. Y en segundo lugar, es posible que el problema no se encuentre en los países que van a la zaga en la Unión Europea, sino de la propia Europa en sí.

No hace mucho, el presidente ejecutivo del banco estadounidense JPMorgan, Jamie Dimon, afirmó que “Europa es la mayor amenaza para la economía mundial”. Esta sentencia, aunque está enfocada a los países con menor solvencia económica, bien podría ser aplicada también para los que se dicen motores de la economía europea. Y es que el caso de Francia, que por otra parte le puede salir muy caro a Nicolas Sarkozy, es muy revelador. No es la primera vez que Francia tiene problemas con su deuda pública, ya que la prima de riesgo del bono francés ha presentado en los últimos meses unos datos que se alejan mucho del pelotón de cabeza europeo. Algo se está haciendo mal y en Europa son incapaces de reaccionar. De esta manera, a medida que se aprueban proyectos para salir de la crisis, Europa se hunde un poco más. Dimon no ha dudado en señalar que Europa ha perdido un 30% de posibilidades de recuperación desde que se inició la crisis y no le falta razón. Las pruebas dispuestas por Standard & Poor’s lo demuestran.

Foto: gpaumier

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...