Europa prohíbe el filtrado del tráfico en la red

El otro día les hablábamos de la ley SOPA que está estudiando el Congreso de los Estados Unidos y que pretende obligar a las empresas a filtrar prácticamente toda actividad en la red para evitar las descargas ilegales. Pues bien, como no hay mal que por bien no venga, la otra cara de la moneda lo constituye la Unión Europea, cuyo Tribunal de Justicia ha emitido una sentencia que establece que es ilegal el filtrado de datos por parte de las empresas de telecomunicaciones. Dicha sentencia sienta jurisprudencia y viene a dar un poquito de seguridad en este sentido, al menos en el viejo continente.

Internet

Representación del tráfico en Internet mediante nodos.

La sentencia considera que este tipo de filtrado vulnera derechos fundamentales de los clientes, como el derecho a la protección de datos, la libertad de recibir y comunicar informaciones, y también la libertad de prensa. Este fallo viene dado por el caso de Sabam contra Scarlet. La primera es una sociedad de gestión de derechos de autor de Bélgica -la SGAE belga, para que nos entendamos- y la segunda es un proveedor de acceso a Internet, como podrían ser Movistar o Jazztel, por poner algún ejemplo. Sabam denunció ante el Tribunal que los clientes de Scarlet descargaban contenidos de su catálogo sin autorización, sin pagar derechos de autor, mediante redes peer-to-peer (BitTorent, eMule, etc.).

El presidente del tribunal de primera instancia de Bruselas, en principio accedió a la petición de Sabam de ordenar a Scarlet que impidiera a sus clientes el envío o recepción de archivos electrónicos mediante este tipo de programas, bajo pena de multa. Pero Scarlet recurrió la decisión al tribunal de apelación. Alegó que dicho requerimiento judicial no se ajustaba a derecho en la UE, puesto que le imponía de hecho la obligación de supervisar las comunicaciones en su red, acción que vulnera la directiva sobre comercio electrónico y los derechos fundamentales.

Finalmente los jueces le han dado la razón. La sentencia final del Tribunal de Justicia establece que en efecto dicho requerimiento implica supervisar en todo momento la totalidad de las comunicaciones electrónicas, obligando a Scarlet a poner en marcha un sistema informático complejo y gravoso, cosa que además vulnera su libertad de empresa. Por otra parte, estima que dicho sistema puede además vulnerar los derechos fundamentales de los clientes arriba mencionados, e incluso la libertad de información, ya que se corre el riesgo de que el sistema no pudiera distinguir suficientemente entre contenidos lícitos e ilícitos, bloqueando así también los primeros.

La Comisión Europea ha saludado una decisión que previene ante cualquier intento de los gobiernos de obligar a los proveedores a controlar el tráfico online de forma masiva. La sentencia deja de momento a Europa a salvo de leyes como la SOPA, que de aprobarse finalmente marcaría una gran división en este sentido entre nuestro continente y los Estados Unidos. Por otra parte, Apple y Microsoft fueron los últimos gigantes que faltaban por manifestar su rechazo al proyecto de ley censora, arrastrando consigo a la BSA, el conglomerado que asocia a las principales compañías tecnológicas.

Fuente| El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...