Estrenos de cine digitales para combatir el coronavirus

Algunas productoras han tomado la decisión de adelantar sus estrenos digitales de cine e incluso estrenar películas exclusivamente en este medio.

Estrenos de cine digitales para combatir el coronavirus

Más de 10 días después del inicio de la cuarentena la sociedad se sigue intentando acostumbrar a estar recluida en casa sin salir salvo para ir a la compra. El mundo ha cambiado de repente y hemos pasado de estar de cañas y tapas en las terrazas de nuestras ciudades a quedarnos en casa y tomarnos una lata de olivas rellenas con una bebida preparada on the rocks para animar un poco el espíritu. Así nos intentamos acostumbrar al cambio. Un cambio que, no obstante, sabemos que será temporal (lo delicado es saber qué periodo representa esa «temporalidad», algo que de momento nadie es capaz de determinar).

Quienes también intentan acostumbrarse son las empresas. Algunas han optado por bajar la persiana y esperar a que la marea pase. Otras se están reconvirtiendo porque saben que su equipo, sus instalaciones y sus máquinas pueden marcar la diferencia si realizan algunos ajustes. Y en otros casos hay empresas que están cambiando su forma de trabajar para poder mantenerse en activo y, aunque de otra manera, seguir captando ingresos y aprovechando sus productos.

Esto lo vemos en las empresas dedicadas al mundo del cine. Con las salas de toda España cerradas (y lo mismo está ocurriendo en otros muchos países), las productoras y distribuidoras cinematográficas tienen que encontrar la manera de continuar al pie del cañón.

Esto está llevando a que los estrenos de cine recientes, los que ya estaban en salas cuando comenzó la cuarentena, pongan rumbo hacia las plataformas digitales con más velocidad de la habitual. El sector se enfrenta con osadía a las normas del mismo a la vista de las circunstancias. Por norma siempre hay una ventana de tiempo que las productoras tienen que respetar, un tiempo que separa el estreno en cines de una película de su llegada a los videoclub digitales o las plataformas de streaming. Esto cambia radicalmente con la situación, dado que las productoras saben que lo que ocurrirá de otra manera es que se encontrarán con un problemático cuello de botella.

No solo eso, sino que también se ha registrado el caso de alguna que otra película, no precisamente films independientes, como Trolls 2: Gira mundial, que llegará a los servicios digitales evitando su paso por las salas. Es una manera de plantar cara a la situación actual y al problema que tienen, acumulando películas y películas que no llegan a los cines y que los espectadores no pueden ver. Al mismo tiempo, este modelo de negocio, que cambia el concepto habitual al que estamos acostumbrados, intentará ayudar a los ciudadanos, que al encontrarse todo el día en casa necesitan nuevos incentivos y contenidos con los que divertirse.

Disney Plus

Y en medio de los estrenos cinematográficos que llegan a los videoclubs digitales y las plataformas de vídeo online, no pasa desapercibido el estreno del servicio Disney Plus. Este acaba de estrenarse en España y lo ha hecho con la intención de replicar el éxito que ha tenido con anterioridad en otros mercados. La compañía ha encontrado un aliado inusual en la forma del coronavirus, dado que su tipo de contenido es ideal para su consumo por parte de familias, de niños y adolescentes. Para el público el estreno de la plataforma de Disney es justo lo que se necesitaba.

De repente tenemos acceso a un nuevo Netflix que reúne una cantidad de contenido espectacular y de un atractivo de gran nivel. El catálogo de películas de Marvel está incluido, así como series de televisión clásicas de Disney, las películas animadas de la compañía que podemos ver y ver sin descanso e incluso series de animación como Los Simpson que siempre son perfectas para acompañarnos cuando tenemos tiempo libre y queremos desconectar. Este estreno, con promoción incluida, se ha convertido en uno de los grandes revulsivos para las personas que están haciendo la cuarentena y que ya no saben a qué dedicar el tiempo.

Quizá, en parte, la llegada de Disney+ va a afectar a ese cambio de estilo en la comercialización de los estrenos de cine. A los espectadores se les solicita el pago de entre 6 y 10 euros por cada estreno, una tarifa que no es ni mucho menos elevada, pero que en comparación con la plataforma de Disney resulta demasiado alto. Quizá, con esta competencia ante sí, no sea el mejor momento para este tipo de experimento. Y aunque hay quien cree que este cambio se implementará a largo plazo y que a partir de ahora los estrenos de cine digitales se irán convirtiendo poco a poco en la norma, nosotros creemos que hoy por hoy hay pocas posibilidades de que esto ocurra. El mundo ahora mismo quiere comodidad y desconexión. Eso lo puede hacer con un servicio de streaming como Disney Plus, donde solo hay que pagar una vez al mes y olvidarse. Pero con los estrenos de cine hay que dedicar demasiados esfuerzos para algo que posiblemente tampoco nos parecerá tan importante con el virus a nuestro alrededor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...