Estados Unidos busca suplir el vacío de Tiger Woods

Estados Unidos, el país más laureado del mundo del golf está huérfano, se siente perdido sin un referente. Y eso comienza a preocupar. No es un mera suposición, ni siquiera un pensamiento de aficionados norteamericanos, es la cruda realidad. Y es que ningún golfista norteamericano ha ganado en los últimos seis majors.

Esta situación sólo se ha producido una vez en la historia, en 1994, cuando Nick Price (Zimbabwe) ganó el Open Británico y el Campeonato de la PGA, Ernie Els (Suráfrica) conquistó el Abierto de Estados Unidos y el español José María Olazábal se enfundó la chaqueta verde que caracteriza al campeón del Masters de Augusta. Ese mismo año también se dio la circunstancia de que ningún norteamericano estaba entre los cuatro primeros del ranking mundial.

17 años después se ha vuelto a repetir la historia y es una situación que al golf norteamericano le disguta y mucho. Los grandes dominadores del golf  no es que tengan unos golfistas horrorosos en estos momentos ni mucho menos. Muchos de ellos han estado cerca de alcanzar la gloria en algún major. Pero lo que preocupa no es su juego, sino que no haya un referente, un hombre capaz de liderar el golf norteamericano como lo ha hecho durante todos estos años Tiger Woods.

El Tigre no está pasando por su mejor momento, no acaba de recuperarse de su lesión y por ello lleva varios meses alejado de los campos de golf. Pero en Estados Unidos ya miran hacia el futuro, tienen el cambio generacional preparado. Pero para acabar con la mala racha necesitan un referente que de momento no ha aparecido.

Fuente: El Pais

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...