España prueba el primer tren propulsado por gas licuado

El gas licuado puede ser la gran idea con la que funcionen los trenes próximamente si las pruebas salen bien.

Prueba de tren en España

Debido a la experiencia que tiene nuestro país en el transporte de gas natural licuado (GNL) y en la logística del mismo, la Unión Europea ha designado a España como el lugar idóneo para realizar la primera prueba con trenes propulsados por este gas. En concreto será Renfe la encargada de llevar a cabo este proyecto que dará el pistoletazo de salida el próximo lunes 8 de enero.

Para poder realizar esta prueba piloto la compañía ferroviaria ha reservado un tramo de sus vías, 20 kilómetros que se encuentran ubicados entre Figaredo y Trubia, dos municipios de Asturias. Se trata de una prueba pionera en el Viejo Continente, aunque la realización de la misma ya estaba recogida en un proyecto elaborado por la Unión Europea que comenzó en el año 2013.

Ahora por fin se va a dar luz verde a esta iniciativa y para ello se ha utilizado un tren especial que cuenta con unas características únicas. Se trata de un automotor conocido como de “vía estrecha”. Este tren se ha modificado para poder incluirle una maquinaria exclusiva para poder utilizar el gas natural licuado, además de que cuenta con un depósito particular a través del cual se introducirá el combustible que sea necesario. También se dotará al tren con una cabecera tractora, aunque en este caso se utilizará gasoil para su funcionamiento.

Esta prueba piloto tendrá cuatro meses de duración aproximadamente, teniendo en cuenta que el tren necesita un suministro de gas de forma semanal. Para esta primera ocasión, que comenzará el lunes, ya se ha enviado una remesa, que llegó el pasado jueves a través de un camión cisterna perteneciente a la compañía gallega Reganosa. Según han explicado fuentes oficiales, esta empresa será la encargada de suministrar el gas natural licuado las veces que sea necesario, ya que es experta en transportarlo.

Con esta prueba lo que se pretende es reducir el número de emisiones. En este sentido, las mayores reducciones serán de óxidos de nitrógeno, así como de azufre. Por otro lado, se aminorará la expulsión de monóxido de carbono y de otras partículas perjudiciales. Además, el uso del gas natural licuado contribuirá a disminuir la contaminación acústica y los costes serán menores, puesto que el precio del GNL es mucho más bajo en comparación a otros combustibles. Teniendo todo esto en cuenta estamos esperando impacientes a ver cómo salen las pruebas para saber qué futuro le espera a este tipo de tecnología.

Foto: luziffer1607

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...