Entre el 70% y el 90% de los niños tiene problemas de sueño

Un estudio del doctor Gonzalo Pin, miembro de la Unidad del Sueño del Hospital Quirón de Valencia, ha relevado que entre el 70% y el 90% de los niños sufre algún problema relacionado con el sueño y que, además, más de la mitad (un 53,9%) de los adolescentes de entre 12 y 15 años reconoce tener pesadillas más de una vez por semana. Son algunos de los resultados de encuestas realizadas a 1.500 escolares de la Comunidad Valenciana y, por lo que parece, son extrapolables al conjunto del Estado Español.

Casi el 9% de los menores de entre 6 y 8 años sólo se duerme en su cama dos o tres veces a la semana

¿Cuál es la causa de todo ello? Quizás se explique en parte porque un 15% de los niños de entre 6 y 15 años dicen no tener hora concreta para irse a la cama en los días lectivos y que, en cosnecuencia, lo hacen cuando les apetece. Un dato que empeora si acotamos el margen de edad entre los 12 y los 15 años. “Sólo el 19% de los adolescentes afirma que se acuesta a una hora determinada los días que tiene clase, por lo que el resto –ocho de cada diez– lo hace cuando le viene en gana, reza el estudio según cita La Vanguardia. En consecuencia, entre un 25% y un 40% de los menores encuestados dice levantarse siempre con sueño los días de colegio. Y en consecuencia, también, muchos alumnos se duermen en el aula. Más del 4% se duerme más de tres veces por semana y más del 22% reconoce estar a punto de hacerlo.

Los efectos de todo ello son mucho más pronunciados de lo que podría parecer, y van desde el fracaso escolar hasta la agresividad o incluso la obesidad. Así lo explicaba el doctor Eduard Estivill, reconocido especialista en alteraciones del sueño, en una entrevista para el programa La Nit a Rac1 de la emisora homónima. «El sueño es una fábrica donde reparamos y restauramos todo lo gastado el día anterior y dejamos el cerebro preparado para volverlo a gastar durante el día. Pero no sólo reparamos la parte física, sino también la parte intelectual. Memorizamos mientras dormimos lo que hemos aprendido durante el día». De este modo, los niños que no descansan como es debido sufren «más trastorno de conducta», «más fracaso escolar», «más problemáticas personales» y suelen ser «más inseguros» y «más conflictivos». Pero no solo eso. «Sabemos que mientras dormimos quemamos más grasas que cuando estamos despiertos», explica el experto, por lo que tener problemas de sueño tiene influencia directa en la obesidad. «Es por eso que el metabolismo de la gente que es muy obesa, que ronca, es un metabolismo ralentizado. Le cuesta mucho perder peso».

Según Estivill, los adolescentes deben dormir entre 9 y 10 horas y los niños más pequeños un mínimo de 10 horas. Podéis conocer más detalles de su método y sus consejos para que grandes y pequeños conciliemos el sueño en la entrevista que nos concedió para Bebesychupetes.

Foto: Boy with Tummy Ache por chefraden en Flickr.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...