El Tribunal Constitucional avala la atención sanitaria de personas sin papeles en Euskadi

El TC considera que excluir a un colectivo en Euskadi puede afectar a la salud pública y a la salud de cada persona.

hospital

Las personas sin papeles tendrán atención sanitaria en el País Vasco.

Todas las personas tenemos los mismos derechos y en el caso de limitar el acceso a la sanidad a algunas personas de la sociedad puede afectar no sólo a la salud sino a toda la población. Ese es el principal argumento que ha defendido el Tribunal Constitucional, quién ha dado el visto bueno a la decisión del Gobierno Vasco para dar atención sanitaria a todos las personas sin papeles. En este sentido, poco a poco se acerca a Euskadi el copago farmacéutico, vigente desde julio de este año.

Esto indica que todos los poderes públicos han de garantizar a los ciudadanos el derecho a la sanidad pública y que no puede prevalecer el interés general antes que la salud. En el decreto del 26 de junio del Gobierno Vasco, se regulaba tanto el copago farmacéutico como la atención a los inmigrantes sin papeles. Hoy, el TC ha levantado la suspensión cautelar de algunos puntos recogidos en el decreto del País Vasco, incluyendo estos dos.

En este sentido, en el País Vasco las personas sin papeles tendrán el mismo derecho a la atención pública sanitaria que el resto de ciudadanos. Esto choca directamente con lo que estableció el Ministerio de Sanidad: anular la tarjeta sanitaria a este colectivo de la sociedad.

Los letrados del Gobierno Vasco afirmaban que la no atención a las personas sin papeles podría repercutir en la salud individual de cada persona y en la «prevención de la propagación de determinadas enfermedades infecto-contagiosas, afectando directamente a la salud de toda la sociedad«. Mientras, los letrados del Estado basan su argumento en los perjuicios económicos y en la necesidad de control del déficit público.

Por otra parte, el Tribunal Constitucional también ha levantado la suspensión cautelar de los copagos farmacéuticos que se establecían en Euskadi. Más concretamente, se reduce el porcentaje de la contribución al pago de medicamentos de los ciudadanos del País Vasco y que por consiguiente se amplia los personas que están exentas de este pago: pensionistas, perceptores de la Renta de Garantía de Ingresos, personas que han sufrido un accidente de tráfico y que necesitan medicamenteos o los parados sin subsidio.

Pero no sólo se lleva a cabo en el País Vasco, en Castilla y León, Comunidad Valencian, Galicia y Navarra tratan de dar asistencia sanitaria a todas las personas, sin excepciones, a través de programas específicos. Tan sólo nueve comunidades autónomas ( Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Madrid, Murcia y Aragón) siguen las directrices del Gobierno Central: las personas sin papeles tienen que pagar por cualquier servicio.

Fuente / ElMundo

Foto / Fotos Gov/Ba

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...