El smartphone no entiende de crisis

El mercado de los teléfonos inteligentes no sólo no ha acusado la crisis económica, sino que aún está lejos de la saturación, menos aún cuanto que tiene todavía por delante un sinfín de potencialidades por desarrollar y muchas de sus aplicaciones no se han descubierto. Sin embargo, el smartphone se sirve de la tecnología del contacto y quizás por eso también resulte después de todo un aparato muy palpable para miles de cerebros pensantes que se encomiendan a la cuanto menos curiosa tarea de desarrollar estas nuevas aplicaciones. Muchas de ellas, meros pasatiempos; otras en cambio, auténticas revoluciones en sí mismas.

Y para presentar todo el batiburrillo de elementos que determinan la evolución de la tecnología, ya sean nuevos dispositivos, tecnologías, o aplicaciones, esta semana tiene lugar en Barcelona un evento que la convertirá de facto en la capital mundial del móvil, ya que allí ha dado comienzo hoy el sexto Mobile World Congress, o lo que es lo mismo, el evento más importante de cuantos existen en el mundillo de los ‘gadgets’. Un evento que reunirá a la flor y nata del mercado mundial; más de 1.400 empresas presentarán hasta el jueves las últimas tecnologías móviles ante los más de 60.000 visitantes que se espera recibir. En total, 70.500 metros cuadrados de exposición que desde luego cambiarán el aspecto de los aparatos que llevamos en el bolsillo, pero posiblemente también muchos otros aspectos de nuestras vidas.

Asistimos al auge de una nueva era tecnológica en con un protagonista absoluto, el smartphone, que crece a un ritmo vertiginoso y parece ajeno a toda crisis. En 2011, la venta de este tipo de dispositivos creció en un 53,5%, y se vendieron unos 432 millones en todo el mundo, lo que supone el 34% de todos los que existen. Así las cosas, según los datos de Telecoms and Media, hacia 2016 habrá en el mundo casi mil millones de personas con un teléfono inteligente, casi la séptima parte del total del planeta. En España su implantación supera ya el 50% del mercado y ha generado una nueva economía en la que muchos depositan sus esperanzas.

El smartphone parece haberse convertido en la gallina de los huevos de oro, ya que genera ingresos para todos. En primer lugar fabricantes y operadores, sí, pero más allá están los desarrolladores de contenido, publicaciones de todo tipo, servicios en red, videojuegos, música y cine, prensa, información, comercio electrónico, etc. El móvil sirve para todo, incluso para cosas que aparentemente no tienen precio, como la salud. Los nuevos teléfonos son capaces de monitorizar pacientes, con lo que facilitan su seguimiento y ahorran visitas al médico, algo muy importante en los tiempos que corren. Eso entre otras muchas cosas. Miles y millones de cosas y funciones disponibles a sólo unos cuantos toques de distancia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...