El Senado de EE UU propone legalizar a los indocumentados

El pacto beneficiará a más de once millones de inmigrantes que tendrán que registrarse, demostrar un plazo de estancia, pagar una multa, ponerse al día de los impuestos desde que viven en EEUU, realizar varias entrevistas, aprender inglés y estudiar lo esencial de la historia y el sistema político americano. El presidente Barack Obama respalda este acuerdo.

Inmigrantes

Personas sin papeles en un cayuco

Estados Unidos va a llevar a cabo una verdadera revolución en el sistema migratorio. Este lunes se anunció un pacto, entre senadores demócratas y republicanos, sobre la reforma legislativa para legalizar a más de once millones de personas sin papeles en EE.UU. Hoy martes, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, hablará de la propuesta que afecta al nuevo sistema migratorio y confirmará que respalda este acuerdo.

La propuesta tiene un gran peso en el Senado, donde cuenta con muchas posibilidades de éxito. Todo lo contrario a lo que sucede en la Cámara de Representantes, donde el sector radical del Partido Republicano tiene la mayor presencia. Si el acuerdo se lleva a cabo será la mayor remodelación del sistema migratorio de Estados Unidos, en el que más de once millones de personas sin papeles podrán vivir en el país norteamericano de forma legal.

Pero conseguir los papeles no será una tarea sencilla. Aquellas personas que residan en EE.UU de forma ilegal y quieran recibir papeles tendrán que registrarse, demostrar un plazo de estancia, pagar una multa, ponerse al día de los impuestos pagados desde que viven en Estados Unidos, realizar varias entrevistas, aprender inglés y estudiar lo esencial de la historia y el sistema político americano. No podrán solicitar los papeles aquellas personas que tengan antecedentes graves de carácter criminal. Estas personas serán deportadas a su país.

Pasados estos trámites, serán puestos a la cola de las solicitudes legales de visado. ¿El motivo? No dar ventaja a las personas sin papeles sobre aquellos que siguen el camino marcado por la ley. Durante el tiempo que dure la tramitación, los inmigrantes podrán permanecer en el país, pero no tendrán acceso al paro ni a la seguridad social. Por último y para residir de forma legal en EEUU, se tendrá que jurar fidelidad a la bandera y a la Constitución norteamericana levantando el brazo derecho.

Por otra parte, habrá tres formas diferentes de conseguir los papeles americanos: una rápida, una intermedia y una lenta. La rápida será para los jóvenes que fueron traídos por sus padres y que, por consiguiente, han crecido y estudiado aquí. La segunda, la intermedia, es para los trabajadores del campo y la tercera será la más lenta que afectará al resto de inmigrantes.

El objetivo de este cambio en el sistema migratorio norteamericano es que nadie viva en los Estados Unidos de forma ilegal. Sin duda, una completa renovación del sistema. Con esto se pretende ordenar un poco el tráfico y hacerlo, así, más selectivo.

Fuente / ElPaís

Foto /manueloo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...