El sector empresarial italiano se planta y pide cambios urgentes al Gobierno para salir de la crisis

El máximo representante de Fiat advierte de la necesidad de atajar la crisis y exige al Gobierno cambios estructurales que permitan al país ganar competitividad

Palacio Gobierno italiano

La situación de crisis a la que han hecho frente diferentes países europeos sigue sin desaparecer. Escenarios como Italia, lejos de ir a mejor, arrastran una realidad compleja que ha llevado a los principales empresarios italianos a decir basta y pedir un cambio de actitud y de estrategias al Gobierno. En esta ocasión, las críticas han llegado por parte de la directiva del grupo Fiat, una de las compañías más fuertes de Italia.

El consejero delegado del grupo, Sergio Marchionne ha sido el encargado de hacer públicas unas reivindicaciones que, aunque menos claras, llevan siendo parte de los discursos y reivindicaciones del tejido empresarial italiano. El empresario ha pedido al Ejecutivo que mueva ficha y active diferentes medidas que ayuden al país a ganar en competitividad para no seguir perdiendo oportunidades de crecimiento.

Marchionne ha exigido acciones palpables e inmediatas adoptando una postura similar a la de otros hombres de negocios y portavoces de asociaciones empresariales como en el caso de España, donde los representantes de la patronal también exigieron cambios administrativos, estructurales y laborales para ganar músculo económico y evitar que la agonía de la crisis se prolongara.

En el caso de Italia, Marchionne ha expresado su malestar ante unos desequilibrios económicos que no terminan de solucionarse y que se están viendo alimentados por una postura gubernamental “poco activa” que no favorece el cambio o la mejora. El empresario, que se expresó de esta manera durante su intervención en una conferencia, criticó que los cambios estructurales en el país brillen por su ausencia, ya que no se “ha acometido ni una mínima reforma” para que la situación de parálisis se supere, expresó.

Estas palabras salían a la luz pública tras conocerse otros datos preocupantes sobre el país, que no hacen más que justificar el malestar de los empresarios italianos. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística del país certifican que la cifra de desempleo se ha incrementado durante el pasado mes de julio en un 12,6%, en comparación con los resultados del mes anterior. Un balance preocupante al centrarse en un mes activo para el empleo como es el verano donde las contrataciones tienden a experimentar subidas.

Vía: Cinco Días

Foto / Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...