El Real Madrid se alza como campeón de la Copa del Rey

El Real Madrid se hizo ayer con su decimonovena Copa del Rey, tras vencer al Barça 2-1. Un impresionante Gareth Bale dirigió a los madridistas durante todo el encuentro; ante unos blaugranas luchadores pero poco acertados frente a la portería.

Mestalla ardió en la noche de ayer una vez más,  tan sólo unos días después del espectacular encuentro que vivió con el partido de cuartos de final de la Europa League. Esta vez lo hizo gracias a la emocionante lucha entre el Madrid y el Barça, que finalizó con el equipo blanco haciéndose con su decimonoveno título de la Copa del Rey. Los de la capital empezaron desde el primer minuto con mucha fuerza, tanto que fueron quienes hicieron las primeras ocasiones de gol; de la mano del galés Gareth Bale; quien estuvo impresionante durante toda la final. Sin embargo, fue Di María quien sentenció y marcó el primer tanto para los merengues en el minuto 11.

El equipo azulgrana, por su parte, no cesó en su intento de conseguir el gol, y no pareció notar la presión de haber encajado un gol en los primeros minutos del partido. Jordi Alba fue quien manejó las jugadas en la primera mitad, ante un desaparecido Messi; quien a pesar de todo estuvo cerca de marcar en los últimos minutos previos al descanso, con un balón que terminó cerca del palo de la portería que custodiaba Iker Casillas.

La segunda mitad en Valencia, comenzó con continuas ocasiones de los merengues; mientras que el Barcelona continuaba sin encontrar el camino a los palos madridistas. Sin embargo, en el minuto 69, Bartra consiguió marcar en un balón parado; resultado de un saque de esquina que hizo que el partido quedara empatado. Fue entonces, a pocos minutos del final, cuando el Barça se creció, superando anímicamente a un Madrid que había quedado algo «tocado» tras encajar el gol. Pero no tardó en llegar otra vez Bale, quien puso el colofón final a su increíble noche, con un tiro lleno de fuerza que daría la victoria al Madrid en el minuto 85.

Mientras los miles de aficionados madridistas que se habían desplazado hasta Valencia, celebraban la Copa en los aledaños del campo de Mestalla, otros tantos festejaban la victoria en la capital. Por su parte, los jugadores blancos llegaron a la Plaza de Cibeles pasadas las cuatro de la madrugada, subidos a un autobús descapotable, y alzando la Copa del Rey ante sus fieles seguidores. Mientras, los aficionados del Barcelona se marcharon con las manos vacías a casa; e incluso algunos de ellos encajaron mal la derrota y se dedicaron a causar daños en el estadio de Mestalla.

Vía: Europa Press

Foto: Dan Heap

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...