El PP comienza a tramitar la Ley de Seguridad ciudadana, sin ningún apoyo

El partido del Ejecutivo aprobó ayer en el Congreso el comienzo de la tramitación de la Ley de Seguridad Ciudadana. A pesar de tener muchos detractores, e incluso haber recibido la llamada de atención por parte de la ONU y el Consejo Europeo, sigue en proceso de tramitación esta nueva legislación. De nuevo, el Gobierno hace uso de la mayoría absoluta y salta la polémica.

manifestacion

En las últimas semanas se ha escuchado mucho el concepto  de ley mordaza. Pero, ¿qué connotación tiene este término? Esta idea se utiliza para calificar a aquellas legislaciones que de opinión general, vulneran las libertades de expresión y de información. ¿Qué ley se esconde bajo este término en España? La propuesta de Ley de Seguridad ciudadana llevada a cabo por el Partido Popular.

Se trata de una nueva norma de regulación sobre la seguridad ciudadana, como el nombre indica, que ha levantado en los últimos días una gran polémica y ha conllevado a la aparición de nuevas plataformas de opinión ciudadana. Una de las más relevantes, “No Somos Delito“, desde la que se realiza un llamamiento a los ciudadanos para poner fin a dicha proposición. Las plataformas ciudadanas no son las únicas que se posicionan en contra, el conjunto de partidos de la oposición que conforman el Congreso de los Diputados también lo hace. De hecho, el pasado jueves 16 se presentaron 9 enmiendas en el pleno en contra del propósito. Tras la votación, éstas fueron denegadas. En las votaciones se puede observar la relación del resultado con la presente mayoría absoluta del partido en el poder.

Es curioso que las críticas que se realizan de esta propuesta choquen directamente con los conceptos escogidos para su definición, pues las críticas engloban precisamente un descontrol y una falta de seguridad para y con los ciudadanos. Los cambios que conllevan más controversia son: la desaparición de las faltas, el grado de peligrosidad como criterio para juzgar el derecho penal de autor, las penas calificadas de muy desproporcionadas y  la presencia de conceptos ambiguos, entre otros.

Tras la resonancia en los medios de comunicación, se podría calificar como la idea más comprometida, la criminalización de la protesta social con penas de condena y multas. Según esta última, acciones ciudadanas como el derecho a manifestarse, están en peligro de extinción. Las manifestaciones se suelen relacionar con acciones en contra de alguna acción política que tiene intención de llevarse a cabo o que se lleva a cabo y en la que muchos ciudadanos no se ven reflejados. Son muchas las manifestaciones que se han realizado, y tras las consecuencias muchos se preguntan por su utilidad. Hoy ante la cuestión, ¿son útiles las manifestaciones?, el Gobierno formula su posicionamiento, a través de la Ley de Seguridad Ciudadana.

Vía: Wikipedia, Congreso de los Diputados

Imagen: Carlos Capote en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...