El Partido Popular consigue la mayoría en Andalucía pero no podrá gobernar

Tras el escrutinio completo de los votos de andaluces y andaluzas Javier Arenas no pudo evitar mostrar su descontento con el resultado. El Partido Popular, por primera vez en 25 años, logra ganar unas elecciones en Andalucía. Sin embargo, y habiéndose quedado a cinco diputados de la mayoría absoluta en unos comicios marcados por una abstención flagrante, el PP es consciente de que no podrá gobernar. Por eso habló Arenas de que su partido sería el partido del «diálogo», consciente de que solo un pacto con alguno de los partidos minoritatios podría llevarlo al poder. Algo que, no obstante, aparece como imposible a la luz de una previsible alianza entre PSOE e Izquierda Unida. De este modo, el resultado electoral de las elecciones andaluzas otorga al PP 50 escaños, frente a los 47 del PSOE y los 12 de IU. Un resultado que, previsiblemente, hará perder la presidencia a Arenas por cuarta vez consecutiva.

«Nos vamos a comportar como lo que somos: como la primera fuerza política de Andalucía«, fueron las palabras de Javier Arenas. Sin embargo, esta perspectiva se le antoja difícil a un partido que esperaba hacerse con la mayoría absoluta y que se ha quedado sin ella. Los populares han conseguido robar escaños al PSOE, pero quedan lejos de poder gobernar. Sí podrá hacerlo José Antonio Griñán gracias a la recién adquirida fortaleza de Izquierda Unida, que se ha quedado con el voto de izquierda que han perdido los socialistas, pasando de los 6 diputados de 2008 a los 12 con los que cuentan ahora. Se prevé, por lo tanto, que las dos fuerzas de izquierda hagan coalición para que Griñán siga capitaneando la autonomía.

Con una participación del 62,2%, diez puntos menos que en las pasadas elecciones, el Partido Popular pierde su octava legislatura y se queda relegado, como ya es habitual, al segundo puesto de la esfera política. La sensación de fracaso se mastica también en Génova, donde el optimismo por el avance del color azul en el mapa nacional de las últimas elecciones autonómicas y generales hacía pensar la voluntad de nuevos aires harían que Andalucía cambiase de dirección general. En este caso, y como podemos comprobar, estaban equivocados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...