El Partido independentista pierde el poder en las elecciones de Quebec

Se avecina un cambio de poder en la región canadiense de Quebec, después de que los primeros recuentos de las elecciones hayan dado como vencedor al Partido Liberal frente al Partido Quebequés.

Según los primeros datos referentes a las elecciones celebradas en la provincia de Quebec, con un 5% de los votos contados; el Partido Liberal habría arrebatado el poder al Partido Quebequés con un 50% aproximado de papeletas a favor. De esta forma, los liberales, liderados por Philippe Couillard, se pondrían al frente de la Asamblea Nacional de Quebec; con una política centralista muy alejada a la que actualmente gobernaban los nacionalistas liderados por Pauline Marois.

Se trata de las segundas elecciones que se celebran en Quebec en tan sólo 19 meses, después de que Marois alcanzara el poder de la región canadiense el 4 de septiembre de 2012. Al parecer, su política centrada en el separatismo de la provincia respecto a su país, Canadá; junto a las disconformidades con el resto de partidos respecto al manejo de los presupuestos, llevaron a la líder de los quebequenses a adelantar las elecciones el día 5 de marzo de 2013. Otro motivo que llevó a la Primera Ministra a plantearse su dimisión y renunciar al poder, fue la gran polémica que suscitaron las duras  medidas de secularización que pretendía imponer en la región de Quebec. Entre ellas, la prohibición que se planteaba a los trabajadores del sector público de llevar consigo símbolos religiosos en sus horas de trabajo, no pareció agradar ni a la población ni a los miembros de la oposición.

De confirmarse la victoria del Partido Liberal frente al resto de partidos, pasarían inmediatamente a controlar la Asamblea Nacional de Quebec, junto a un Partido Quebequés que por el momento cuenta con el 30% de los votos, y la Coalición Futuro Quebec, con un 13%. También supondría la derrota más dura de los independentistas en los últimos 40 años, con los resultados más bajos obtenidos. Marois, al parecer, ha asumido su derrota y se ha mostrado decepcionada con lo sucedido durante su mandato: «Teníamos tanto que ofrecer, tanto que cumplir”. Mientras tanto, el probablemente futuro Primer Ministro, Phillipe Couillard se ha mostrado conciliador y optimista respecto al futuro: “Se ha acabado la división, empieza la reconciliación. A partir de ahora, trabajemos juntos para la prosperidad de Quebec”.

Empieza así una nuevo período para la región canadiense; la más grande todo el país, cuyos mayores problemas actualmente son el sistema sanitario, la situación económica y los costes de la educación. Los principales partidos políticos canadienses han celebrado la victoria de Couillard, y la han interpretado como un rechazo al independentismo por parte de los ciudadanos quebequenses.

Vía: Europa Press

Foto: Simon Villeneuve

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...